POLÍTICA

Pedro Martín defiende la posibilidad de que el Cabildo de Tenerife se endeude para paliar la crisis por la Covid19

En el Punto de Encuentro organizado por DIARIO DE AVISOS, Martín ha destacado la gran relación de Ciudadanos con su partido, descartando una moción de censura en el Ayuntamiento de Santa Cruz

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, ha defendido este viernes la posibilidad de que la corporación insular pueda endeudarse para afrontar la actual crisis económica derivada de la pandemia de COVID-19: “las reglas del juego van a tener que cambiar”.

Así lo ha dicho en el Punto de Encuentro organizado por Diario de Avisos, antes de añadir que el Cabildo era una administración saneada que disponía de superávit y de remanentes, y que por ello la posibilidad de endeudarse es viable y hasta necesaria.

“En una situación como esta, parece evidente que las reglas de juego van a tener que cambiar. Es inevitable que se flexibilicen las normas y que finalmente podamos usar el superávit, el dinero que tenemos en bancos. De hecho, tenemos que estar pagando a los bancos por tener dinero ahí, algo absolutamente disparatado. Es insostenible”, ha lamentado.

Sin embargo, el presidente insular también añade que ese superávit no será suficiente, porque los cabildos no cobran impuestos y dependen de la marcha de la economía y de las aportaciones del Gobierno canario, entre otros factores.

Martín ha subrayado, de hecho, que una “liquidación negativa” del año pasado obligará al Cabildo de Tenerife a devolver alrededor de 19 millones de euros al Ejecutivo regional.

Ha adelantado que los presidentes insulares se reunirán en los próximos días con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para tratar este asunto: “tendremos noticias sobre la flexibilización y el uso del superávit”, ha augurado.

En cuanto al gasto, esta situación de crisis obliga a reconsiderar los presupuestos de la isla y la propia estructura empresarial “excesiva” del Cabildo, que es la corporación local de España que cuenta con más empresas públicas, según Martín.

Sin embargo, también ha puntualizado que la situación de deuda de Tenerife está en una “buena situación” de 4,2 % de deuda, que supone otra razón para que la corporación pueda endeudarse: “la ley concede hasta un 110 %”, ha agregado.

Todo ello permitiría, ha insistido Martín, una flexibilidad que a su vez facilitaría una “potente” operación de crédito y comenzar a sacar proyectos de obra pública.

También ha insistido en esa línea en la importancia de la obra pública para generar empleo y reactivar la economía, y ha hecho hincapié en la necesidad de simplificar los trámites administrativos, como han comenzado a aplicar, por ejemplo, a autónomos y pequeños empresarios, quienes solo requerirán de una declaración responsable para percibir ayudas en el gasto corriente.

Con respecto al puerto de Fonsalía, Martín se ha mostrado seguro de que es un proyecto “estratégico” para la isla que lleva 25 años de trámite y que puede ser una herramienta “fundamental” para la conexión de las islas de la provincia y supone un “elemento de dinamización económica”.

Incluso desde el punto de vista ambiental será positivo, ha dicho Martín, ya que a su juicio se reducirá el consumo de combustible y se emitirán menos gases contaminantes.

“Necesitamos de una vez por todas que el Gobierno de Canarias pueda cerrar tanto las exigencias del Ministerio de Transición Ecológica como conseguir la denominada lámina de agua, es decir, que ese frente costero pase a manos de la comunidad autónoma, porque en estos momentos depende de Costas”, ha reivindicado Martín.

Una vez conseguidos estos asuntos, la corporación insular podrá entonces planificar a medio y largo plazo una ejecución de un puerto “muy necesario” ante el desbordamiento del puerto de Los Cristianos y “muy rentable”.

“Espero que nadie, ni dentro ni fuera de mi partido, se despiste y se tenga claro hacia dónde tenemos que ir, porque lo hemos marcado desde hace tiempo”, ha avisado finalmente el presidente insular.

Además, ha subrayado la importancia de que la ciudadanía cumpla la distancia física y otras medidas sanitarias, porque la reactivación económica dependerá de la evolución positiva de la crisis sanitaria y solo así podrán cumplirse algunos “vaticinios” optimistas que plantean, por ejemplo, la reapertura de algunos hoteles y que haya algún “tráfico turístico” en julio.

Pero ha recordado, eso sí, que si continúa en la actual situación social y económica habrá tensiones en las tesorerías de las administraciones, aunque confía en que no sea necesario una “vuelta atrás” en la desescalada.

Moción en Santa Cruz

Además, Martín, se mostró convencido de que no habrá moción de censura en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife porque tiene una “magnífica relación” con Cs y no hay motivos para hacer un cambio en la Alcaldía.

“No están los tiempos para hacer experimentos”, ha comentado en ‘Punto de Encuentro’ que organiza ‘Diario de Avisos’ pues ahora que hay que centrarse en iniciar la recuperación económica ya que la crisis no se acaba con el desconfinamiento.

Martín ha apelado a no distraerse con “debates de poder” y espera que todas las fuerzas políticas del Ayuntamiento se orienten a sacar a la capital de su actual situación. “Ojalá nos empeños todos en esto y no movernos la sillas unos a otros”, ha señalado.

El presidente ha señalado que la alcaldesa, Patricia Hernández (PSOE), está haciendo una buena labor y no se la cuestiona, “otra cosa es que haya intereses en remover” el pacto actual en la capital, aparte de que ni siquiera la nueva edil de Cs que se incorpora al consistorio, Evelyn Alonso, se ha manifestado en alguna dirección.

Martín ha defendido la buena relación que mantiene con Cs, incluso a nivel “suprainsular”, y en el Cabildo en concreto hay una relación de gran “confianza” y “coordinación” a lo que se suma la “magnífica disponibilidad” de Sí Podemos por trabajar por la isla desde la oposición.