otras coordenadas

Sicilia

Apresados en el virus, agudizamos el pensamiento intuitivo. En la cercanía con Italia, valoro Sicilia y Tenerife. Sicilia es la mayor isla del Mediterráneo, con 25.700 kilómetros cuadrados, 12,5 veces Tenerife con 2.052 kilómetros cuadrados, la mayor de la Macaronesia. En el centro del Mediterráneo, con 4.500 kilómetros desde Gibraltar a Siria, en 3 husos horarios. Con 1.800 kilómetros de Norte a Sur, desde Trieste a Libia, en sus 2,5 millones de kilómetros cuadrados de mar interior. Como Tenerife es un triángulo, Sicilia la llamada Trinaria de los romanos, tiene 250 x 100 kilómetros, contra los 70 x 30 de Tenerife, si bien el cateto corto en Tenerife es oeste y en Sicilia este. Las dos islas con estratovolcanes activos, el Teide con 3.718 metros, el más alto de España y el Etna, con 3.323 metros, el más alto de Italia bajo los Alpes. El mayor volcán activo de la placa euroasiática, con un diámetro de 40 kilómetros, junto al mar, 1.256 kilómetros cuadrados, el 5% de la isla. Contra los 12 kilómetros del Circo de Las Cañadas, con 113 kilómetros cuadrados, el 5,5% de Tenerife. Ambos Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, el Teide desde 2007 y el Etna en 2013.
Sicilia tiene 5 millones de habitantes, el 8,2% de los 60,8 de Italia, con 200 habitantes/kilómetros cuadrados. Canarias con 2,15 millones , 0,95 Tenerife, el 4,7% de España, con densidades en Tenerife de 460. Sufren los problemas de renta y paro de las regiones del sur de Europa. El PIB 2019, de Sicilia es de 88.600 millones de euros, 45.700 en Canarias, el 5,02% de Italia y 3,8% de España. Con PIB per cápita en Sicilia de 17.700 euros, el 60% de Italia, Canarias en 21.200 euros, el 75% de España. Cifras que vuelven a repetirse en el paro, que en Italia es del 9,8%, con Sicilia en el 21,5%. Dramático el paro juvenil, con el 30% en Italia y el 55% en Sicilia, que expulsa como en Canarias a los mejor formados y con análogos problemas de “vaciado rural”. Canarias suma un paro del 18,8%, y 35,3% juvenil. A la UE le cuesta entender la situación, con su nivel de ayudas, que muchas no llegan ahogadas por la burocracia. Canarias con 16 millones de turistas/año, es el 35% de PIB y 40% de empleo, sobre el 12% de España. Los 13 millones de turistas de Sicilia, son el 23% de su PIB y el 12 % en Italia, con 94 millones. Y en el virus coinciden, con muertos10 veces inferiores a los continentales.
Sicilia en el paralelo 38º N, como Atenas y Córdoba y en el meridiano 13º E, Trípoli, Palermo, Nápoles, Roma, Venecia y Berlín. Se sitúa a 120 kilómetros de Túnez, 300 kilómetros de Nápoles y 400 kilómetros de Trípoli. En el centro del Mediterráneo, invadida por todos, Fenicios siglo IX a.c,, Griegos siglo IV a.c., Cartagineses siglo V a.c. Romanos desde siglo II a.c., Vándalos, Hérulos y Ostrogodos, Bizantinos por 4 siglos, Emirato Árabe siglo IX, los Normandos de Roger de Sicilia siglos XI y XII, Enrique VI de Austria, Carlos de Anjou, Corona de Aragón desde siglo XIV, que Fernando el Católico la convirtió en virreinato hasta el siglo XVIII. En la Guerra de Sucesión española pasó a Austria y con el Tratado de Viena, retornó a los Borbones. El Risorgimiento unificó Italia, el Piamonte-Cerdeña, Lombardía, Estados Pontificios y Reino de las dos Sicilias, en 1860. Fue Reino hasta 1946 y luego República.
El drama nos lo cuenta El Gatopardo, la genial novela de Giuseppe Lampedusa (1896-1957), ambientada en Sicilia, con Garibaldi en 1860, donde retrata su vida familiar, cultura e historia. Llevada magistralmente al cine en 1963 por Luchino Visconti, con las intervenciones del príncipe Fabricio Salina (Burt Lancaster), Angelica Sedaro (Claudia Cardinale) y Tancredi Falconeri (Alain Delon). No es una novela de hechos sino de ideas. Una desencantada mirada sobre los cambios sociales. El príncipe Fabricio relata con integridad, lucidez, autocrítica ácida y nostalgia, el cambio de época. Al cual se acoge pero no se adhiere, en un ejercicio de “estoicismo histórico”. Sicilia. Como las crisis a que nos llevan los efectos del Virus. Referencia para Canarias, en un vórtice imprevisible de su historia.

TE RECOMENDAMOS