diario del aislamiento

Día 88

A pesar de los vínculos familiares -y de tener un buen puñado de amigos en común- tardamos en conocernos (fue a raíz de una entrevista que le hice, en televisión). Era magnético -si digo carismático me quedo corto-. Escuchándolo caí en que Pedro (Zerolo) procedía del futuro, y que regresó al pasado para contarnos que […]

A pesar de los vínculos familiares -y de tener un buen puñado de amigos en común- tardamos en conocernos (fue a raíz de una entrevista que le hice, en televisión). Era magnético -si digo carismático me quedo corto-. Escuchándolo caí en que Pedro (Zerolo) procedía del futuro, y que regresó al pasado para contarnos que un mundo mejor nos esperaba al otro lado del espejo. Hoy hace cinco años que se fue alguien que parecía eterno, inagotable, inmortal. Gente como él -moderno, ameno, alegre, libre- nos llena de razones para pensar que la revolución de la gente buena es posible. Un diario es un territorio insuficiente para según qué trayectorias o personalidades (me quedo con ganas de extenderme con lo que Pedro significó, pero aquí lo dejo). Buceo -un rato, poco-. El Gobierno pacta el decreto que regula lo que vendrá tras el estado de alarma. Se decreta sentido común -básicamente se resume en eso-. Establecen la distancia social en 1,5 metros -penalizan a los que al hablar invaden el espacio del otro-; si lo dejaran en un metro (de respiro) no estaría mal. Según los expertos, la utilización masiva de objetos de un solo uso (y la reactivación del mismo modelo energético o de consumo) disparará la contaminación. Canarias debe multiplicar acciones -públicas y/o privadas- para contrarrestar la pandemia medioambiental que está doblando la esquina (las Islas deben mostrarse al mundo como un espacio donde seguridad sanitaria y sostenibilidad medioambiental sean la marca de la casa, lo que nos define). Trasteo, sigo. Felipe VI se ha enterado (con 52 años) de que los Reyes son los padres -o eso dirá-. Supuestamente, Juan Carlos I avaló ante Riad a la lobista del AVE como persona de su confianza (menos mal que nos queda Nadal, si Rafa nos fallara el país se iría definitivamente a la mierda). Hay días, y días -éste es uno de esos-. Bajo a local. El Supremo ha archivado la causa contra Fernando Clavijo por el caso Grúas (Coalición lo proclamará secretario general, sin contestación). Anoche me acosté tarde, viendo 1917 -Sam Mendes la dirigió con atrevimiento; muy recomendable-. Alguien me reprochó que solo comento los libros o películas que me gustan -respuesta sencilla, cantada; para qué carajo voy a aludir a lo que no merece la pena, las cosas o personas prescindibles no deben ocupar espacio-. Pau Donés dijo adiós (terminó de irse). Quienes lo conocieron cuentan que regalaba alegría allí por donde iba. La flaca (su flaca) es uno de esos himnos que han envuelto momentos que merecen ser vividos, aunque solo uno fuera.