Empresarios relevantes

Raúl García, presidente regional de Asinca: “Canarias necesita ahora a la industria”

Durante esta pandemia, la actividad industrial no paró en seco como otros sectores, lo que ha sido un ‘riesgo’ para muchas empresas que han visto cómo los ingresos bajaban, pero debían mantener su actividad

Raúl García, presidente regional de Asinca. Sergio Méndez
Raúl García, presidente regional de Asinca. Sergio Méndez

La industria canaria es un sector competitivo, que estabiliza la economía y potencia la diversificación económica. El recién elegido presidente regional de Asinca, Raúl García, está convencido de ello y de que el sector industrial, ahora más que nunca, puede ayudar a relanzar la economía en las Islas. Es una actividad estratégica que genera empleo estable, cualificado y bien remunerado. Durante esta pandemia, la actividad industrial no paró en seco como otros sectores, lo que ha sido un ‘riesgo’ para muchas empresas que han visto cómo los ingresos bajaban, pero debían mantener su actividad. Aún así, destaca el compromiso de las empresas por dar servicio a Canarias.

-Acaba de ser elegido presidente de Asinca durante los próximos dos años. ¿Cuáles serán sus líneas de trabajo para estos dos años?
“Tenemos cinco líneas de trabajo. La primera son medidas que tienen que ver con la Unión Europea (UE). Es importante en todas las líneas de ayuda y apoyo en el ámbito europeo, tanto existentes como de nueva creación, que se contemple la posibilidad de que, a dichas líneas, pueden acudir todas las empresas independientemente de su tamaño. Además, es vital, y sobre todo en las circunstancias actuales que, desde Canarias, aprovechemos al máximo nuestra consideración de Región Ultraperiférica (RUP), ya que, de esta manera, se pueden no solo conseguir unas líneas de apoyo específicas para las industrias RUP, sino consolidar muchas de las especificidades que tenemos. En este sentido, vamos a seguir reclamando la potenciación del sector industrial de Canarias y el reconocimiento de este como un sector estratégico, por parte de todas las administraciones canarias. Es necesario llevar a cabo, como hasta la fecha, el seguimiento de las líneas de apoyo industrial existentes tanto a nivel nacional como canario, con el fin de adaptar las mismas a la realidad empresarial de Canarias. Vamos a trabajar en lograr que la modificación del Régimen Económico y Fiscal (REF) se lleve a cabo de manera reglamentaria y teniendo en cuenta la realidad del sector industrial de las Islas. Es necesario adaptar nuestro REF, flexibilizando los plazos de inversión, los periodos de utilización, los requisitos vinculados al empleo y toda una serie de medidas, que en estos tiempos deben adaptarse a la nueva realidad económica”.

-¿Qué importancia tiene en un momento como el actual la marca Elaborado en Canarias?
“Muchísima. El trabajo hecho durante todos estos años está ya recogiendo sus frutos, por eso vamos a continuar con el desarrollo y consolidación de esta marca, con el fin de que sea la marca de referencia de los productos canarios. Tenemos que ser capaces de hacer ver a los consumidores y al sector comercial, así como a la hotelería y el canal Horeca que comprar elaborado aquí demuestra el compromiso y la solidaridad con la sociedad canaria”.

-Hay mucha gente que piensa que comprar productos de aquí es más caro.
“No es cuestión de precio. Es cuestión de apostar por los productos de la tierra y, sobre todo, por convertirnos en un sector competitivo. No necesariamente son más caros. Por eso, le insisto que apelamos a la sensibilidad de los consumidores y la hostelería para que sean solidarios con la sociedad canaria apoyando a la industria local, y la única manera de hacerlo es consumiendo nuestros productos. Por eso, le digo que lo de que son más caros, como usted dice, es relativo. No pretendemos que se compre con un perjuicio para el consumidor. Lo que pretendemos es ser competitivos porque tenemos que serlo”.

-¿Cómo ha afrontado el sector el parón de la actividad?
“Pues mal, como el resto de sectores, aunque prácticamente la totalidad de la industria en Canarias fue considerada servicio esencial, incluso en la segunda prórroga. No ha habido parón en seco para nuestras empresas, pero esto ha podido ser incluso más perjudicial porque, en mayor medida, han tenido que mantener la apertura de sus establecimientos sin tener ingresos. Para que se haga una idea, hicimos una encuesta en el momento más traumático de la crisis y casi el 45% de los asociados nos dijeron que habían tenido una reducción de la facturación superior al 50%, pero es que la afección en ERTE en el empleo industrial solo ha sido del 14%, es decir, se pierden ventas de más del 50% y solo el 14% está en un ERTE. Esto solo se sostiene de una manera: con resultados negativos de la empresa. Pero hay un compromiso absoluto de las empresas industriales con la sociedad canaria y, sobre todo, la confianza de que la recuperación será rápida. Eso sí, lo que tenemos claro es que esta vendrá condicionada por la recuperación del turismo”.

-¿Qué puede hacer la industria para que esta recuperación sea más rápida?
“Para que la recuperación sea más contundente tiene que haber industria y por varios motivos: porque es un sector estratégico para Canarias y podemos evitar la dependencia de terceros países; porque genera empleo estable y de calidad; porque tiene una aportación de valor añadido y efectos de arrastre a la economía canaria; porque es un sector competitivo que potencia la diversificación económica, y porque se implica en el desarrollo del territorio. Debemos matener la dependencia del turismo. Debemos mantener esa dependencia del 35% del PIB, pero al mismo tiempo tenemos que hacer que crezca la contribución al PIB del sector industrial. Nos queda un largo recorrido para la recuperación y Canarias, ahora más que nunca, necesita que se cuente con la industria”.

-¿Qué valor se le da en la industria a todo lo que tiene que ver con la sostenibilidad?
“Mucha. Apostamos por el desarrollo e implantación de políticas medioambientales y su alineación con los objetivos de desarrollo sostenible que redunden en un mayor respeto por nuestro entorno, por el bienestar de quienes trabajan en el sector, así como reducir el impacto que supone nuestra actividad. Esta es otra de las líneas de actuación que pondré en marcha durante mi mandato. Nos hemos marcado unas líneas futuras de actuación donde la sostenibilidad, los residuos y el reciclaje, serán la meta que prepare a nuestras industrias hacia el camino de la economía circular de manera que, progresivamente y de aquí a 2030, mejoremos no solo la producción y el consumo eficiente, sino que, además, ello repercuta en una menor degradación del medio ambiente, para lo cual se asesorará y apoyará a nuestras industrias para la obtención de las líneas de ayudas que mejoren la eficiencia energética”.

-¿Cómo ven el nuevo texto del AIEM? Ha recibido muchas críticas, sobre todo, porque hay determinados sectores que opinan que encarece la cesta de la compra.
“Vamos a ver, el proceso de negociación no ha sido algo sobrevenido, sino que llevamos trabajando en el documento, no solo Asinca, sino las distintas organizaciones empresariales, cerca de dos años. Todas las organizaciones que han querido han aportado y han participado. Aquellas que se han unido a ultima hora y que ahora se lamentan, pues, en fin, tiempo han tenido más que suficiente. El proceso de negociación, además, lo inicia el anterior Ejecutivo y lo acaba el actual. Lo más importante es que lo que se propone en esta modificiación es que el AIEM sea una herramienta flexible y dinámica, de forma que en lugar de hacer una revisión cada siete años, que es el periodo por el que queda aprobado, a partir de ahora las revisiones serán anuales, y van a depender del Gobierno de Canarias. Los distintos actores económicos podrán presentar, bien documentado, sus propuestas de modificación. Por eso, creemos que el AIEM se va a adaptar perfectamente a las circunstancias en cada momento de las necesidades de Canarias”.

-Entonces, ¿por qué el documento ha recibido tantas críticas?
“En cuanto a las críticas, lo que digo es que hay que fundamentarlas y defenderlas. Lo que no vale es dar una opinión y no ser capaz de soportarla con certezas. Lo que yo le puedo decir es que Asinca ha hecho un trabajo muy serio y concienzudo para apoyar las propuestas que presenta. Esto es lo que tienen que hacer otros sectores ecómicos. Insisto en que el AIEM no solo afecta a Asinca. Es una herramienta de compensación. No encarece la cesta de la compra y esto está justificado con datos. La contribuición del sector industrial a Canarias es muchísimo mayor que el 0,8% que se aplica sobre las importanciones de bienes y productos”.

-Hay sectores que opinan que es necesaria una reforma en profundidad del REF para que este repercuta realmente en todos los canarios. ¿Estarían dispuestos a participar en la apertura de ese melón?
“El REF afecta a toda la sociedad canaria. Hubo una modificación del REF con la aprobación del Estatuto de Autónomía y, en este sentido, lo que nosotros queremos es que se aplique dicha modificación porque no se está haciendo. Y en este punto, Asinca estará presente como organización empresarial”.