polÍtica

El vicealcalde que deplora la política municipal: “Lo que me gusta es estar en un despacho con cuatro ejecutivos tomando decisiones”

Guillermo Díaz Guerra (PP), primer teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, vuelve a ser grabado exponiendo sus preferencias políticas
Guillermo Díaz Guerra, durante la moción de censura santacrucera SERGIO MÉNDEZ
Guillermo Díaz Guerra, durante la moción de censura santacrucera SERGIO MÉNDEZ
Guillermo Díaz Guerra, durante la moción de censura santacrucera SERGIO MÉNDEZ

El nuevo vicealcalde de Santa Cruz de Tenerife, Guillermo Díaz Guerra, del Partido Popular, ha vuelto a ser grabado mientras exponía sus principios políticos. Después de criticar sin sin tapujos a sus socios en el gobierno local (CC), en esta ocasión la nueva grabación revela su visión sobre la vida municipal, que él mismo confiesa que deplora. En una conversación sobre su presencia en la candidatura del PP al Ayuntamiento de la capital tinerfeña, el ya primer teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos reconoce que no le gusta la política de proximidad, la que se ejerce en la primera línea municipal. No le gusta que la gente lo pare por la calle y tenga que repartir besos y saludos. “Es que no es mi estilo; me gusta seleccionar a la gente con la que estoy, y no tener que estar en la calle haciendo determinadas cosas, o recibiendo; hay gente [a la] que le encantan los besos y que la saluden… a mí no, a mí me gusta estar en un despacho con cuatro ejecutivos tomando decisiones”, declaró, antes de que se votara la moción de censura, en medio de una conversación en la que trata de explicar su desagrado hacia la misma que el pasado lunes prosperó para hacer alcalde a José Manuel Bermúdez, de Coalición Canaria.
No quería ir en esa candidatura, según explica a sus interlocutores, y así dice habérselo trasladado al presidente del PP en la isla de Tenerife, Manuel Domínguez: “No voy a presentarme ni a la alcaldía ni nada, y se lo dije a Manolo: ‘Manolo, me gustaría retirarme como subdelegado [del Gobierno]”; “para eso tenemos que ganar elecciones”… Digo, “bueno, vamos a elecciones anticipadas”; ¿qué no? No pasa nada. Quiero decirte, que a mí la vida municipal no me gusta”.
El pasado lunes, José Manuel Bermúdez (CC) resultó elegido alcalde en el pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, en virtud de la citada moción de censura, con los tres votos del Partido Popular -entre ellos, el de Díaz Guerra- y el de la concejala tránsfuga Evelyn Alonso, expulsada de Ciudadanos precisamente por apoyar esta iniciativa.

TE PUEDE INTERESAR