política

Curbelo: “Saludaré a Casado, pero de censuras no tengo nada que hablar”

El líder de ASG despeja dudas sobre la posibilidad de apoyar un cambio de Gobierno en Canarias junto a CC y el PP; asegura que “no le va a mover nadie”; en realidad, Clavijo planea un acercamiento al PSOE
Casimiro Curbelo hablando con la presidenta del PP de Canarias, Australia Navarro, en el patio del Parlamento autonómico. Sergio Méndez

El presidente de La Gomera y líder de ASG, Casimiro Curbelo, no quiso dar margen ayer a elucubraciones, durante su intervención en La Mañana de Cope Canarias, sobre la posibilidad de que, a raíz de la visita que realizará hoy a la isla colombina el dirigente del Partido Popular, Pablo Casado, pueda llegar a plantearse apoyar una virtual moción de censura junto a Coalición Canaria y el PP contra el socialista Ángel Víctor Torres, de cuyo Ejecutivo forma parte ASG. “Le saludaré como líder político a nivel nacional y le comentaré la realidad de la Isla; de otros asuntos (la censura) no tengo nada que hablar”, sentenció.

Para Curbelo, el encuentro con representantes del sector turístico que han organizado los populares en el Hotel Jardín Tecina es un acto más, similar a los que han contado con la presencia de personalidades como “Felipe González, Zapatero y otros”, a pesar de que, en el fondo, se perciba un intento de atraerlo hacia la maniobra que llevan orquestando Fernando Clavijo (CC) y Teodoro García Egea (PP) desde hace más de un año, tal y como adelantó en primicia este periódico en su sección El Confidente. Así, destacó que, si bien su agrupación es clave para inclinar la balanza hacia la continuidad del Pacto de Progreso o el triunfo de la censura, “no le va a mover nadie” de su posición actual, que es apoyar al grupo de Gobierno compuesto por PSOE, NC, Podemos y ASG.

“Que llueva lo que quiera, que venga quien quiera, que al presidente del Cabildo de La Gomera y, por tanto, al responsable político de ASG, no le va a mover nadie. Ya eso está dicho. Es más, a partir de hoy [ayer para el lector] no voy a volver a hablar de este asunto”, declaró al citado programa radiofónico. Y al ser preguntado por el conductor del espacio, Mayer Trujillo, sobre su contundencia, indicó que “estoy siéndolo porque los ciudadanos necesitan veinte mil cosas y veo cómo la política se pretende usar siempre para los partidos y poco a la gente. Mire, vamos a dedicarnos a trabajar por los ciudadanos, que ya está bien de perder el tiempo y sabemos que lo que viene [consecuencias de la crisis sanitaria] nos necesita a todos”. En círculos bien informados se aseguraba ayer que Clavijo, en realidad, pretende crear inestabilidad en el actual pacto con el fin de hacer inevitable un reencuentro con el PSOE.

En la reunión de los representantes del PP con la patronal turística participará, aparte de Casado, su número dos, García Egea, y la presidenta del partido en Canarias, Australia Navarro, de acuerdo con la agenda oficial. A la cita está previsto, asimismo, que acudan la Asociación Hotelera y Extrahotelera de la provincia de Santa Cruz de Tenerife (Ashotel), la Federación de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FHT), la Asociación Insular de Empresarios de Hoteles y Apartamentos de Lanzarote (Asolan) y la Asociación de Empresarios Turísticos de Fuerteventura, Asofuer. Posteriormente, se darán a conocer las conclusiones del encuentro en una comparecencia pública, para más tarde celebrar una junta de presidentes insulares del partido en Canarias y un comité de dirección de la formación en la Isla.

Cabe recordar que Clavijo y Egea mantienen una estrecha relación, y la condición de senador del nacionalista habría facilitado que ambos tejieran, a lo largo de los últimos meses, la estrategia para intentar gobernar en el Archipiélago en Madrid. Las motivaciones del primero estarían relacionadas, según las fuentes consultadas por DIARIO DE AVISOS, con la necesidad de dar un golpe de efecto de cara al próximo congreso de CC, tras el cual espera hacerse con el control del partido. Por su parte, el murciano se lo tomaría como una revancha, toda vez que fracasó la denominada Operación Relámpago, mediante la que pretendió cerrar un pacto regional por la derecha en mayo de 2019.

TE RECOMENDAMOS