superconfidencial

No lo entiendo

No entiendo por qué se juzga a Cristina Cifuentes por supuestas irregularidades en su máster y a Sánchez, que fusiló su tesis doctoral, no se le toca. Tampoco sé cómo se cuestiona que se vacune un teniente general de la COVID-19, cuando por su cargo está en contacto con un montón de personas cada día y que sí debería estar incluido en un grupo de riesgo. Ni tampoco por qué el PSOE obliga a dimitir -y no le hacen puto caso- a sus concejales y otros cargos que también se han vacunado “antes de tiempo”. Los concejales están en contacto con la gente. Es mucho más grave que se estén desperdiciando dosis por no contar los sanitarios con jeringuillas apropiadas y que los laboratorios no cumplan sus compromisos a la hora de proporcionar las vacunas necesarias. Israel ha inmunizado en este momento al 30% de su población, como contaba ayer aquí Joaquín de Súñer, pero España no llega al 2%. Esto sí que es gravísimo. Nos pasamos la vida buscándole tres pies al gato, judicializándolo todo, acusando a todo el mundo, pero no somos capaces de cumplir nuestras responsabilidades como sociedad. Los gobernantes actuales no tienen puta idea, han dejado caer al país a un foso, no están preparados para gobernar. Hemos tenido tres presidentes inútiles, Zapatero, Rajoy y el actual Sánchez. Desde Felipe González y Aznar, a España se le toma como el pito del sereno en el mundo. No existe conciencia de país y estamos en la cola de Europa. Fíjense hasta qué punto que el tal Zapatero está henchido de felicidad porque dice -y lo dice en público- que Biden va a reconocer a su amiguito Maduro. Si lo hace yo me doy de baja de este mundo, aunque no creo que el americano sea tan idiota; o quién sabe. Aquí ya nadie sabe nada.

TE RECOMENDAMOS