superconfidencial

Y ahora, por el culo

Lo que le faltaba al ser humano es que el test del coronavirus te lo hagan, a partir de ahora, por el culo

Lo que le faltaba al ser humano es que el test del coronavirus te lo hagan, a partir de ahora, por el culo. No sé si España adoptará tal costumbre, aunque me da -por lo especialitos que son quienes gobiernan- que será la modalidad que elijan. No es una coña, los chinos han concluido que los PCR culeros obtienen resultados más fiables que los nasales, así que algunos se pondrán muy contentos y otros muy tristes. Yo estoy entre los tristes, porque, no es por nada, pero que a uno le estén hurgando en el esfínter no debe ser muy agradable. Prefiero el tiro en la napia, que es más limpio, al menos. Esto del coronavirus va de opiniones. Resulta que el tratamiento que le dieron a Trump, que no era con lejía, es un éxito; que médicos españoles han descubierto el síndrome de la lengua gorda y un antiviral que da resultado; y que en todo el mundo, incluso en el mundo bruto del venezolano Maburro, han sacado un medicamento que presuntamente derrota al bicho. Gente se cuela en los hospitales con los móviles para demostrar que no hay saturación e Illa, antes de irse, mandó más vacunas a Cataluña que a Madrid. En el ínterin, un burro americano de la limpieza hospitalaria desenchufó una nevera con vacunas y echó a perder 1.900 dosis. Con lo escasos que estamos de vacunas, supongo que al lumbreras lo habrán despedido. En Dubai, por 10.000 dólares, te quedas 15 días en hotel de lujo y te vacunan y revacunan. En Israel casi toda la población ya es inmune. En España están empeñados en colocar en la lista negra de los políticos frescos -y vacunados- al profesor Alarcó, que es senador, cuando resulta que el hombre anda todo el día metido en un quirófano salvando vidas. Los medios godos no tienen ni puta idea.

TE RECOMENDAMOS