tribuna

El Cáncer

Por Andrés Orozco

Tendrá que pasar algo de tiempo para tener una valoración real de lo que ha significado la incidencia del Coronavirus en las personas con cáncer. Un estudio recientemente presentado y en que ha participado la Asociación Española contra el Cáncer, sobre el impacto de la pandemia en pacientes en el ámbito hospitalario pone de manifiesto que la primera ola de la pandemia ha supuesto un descenso tanto en el número de nuevos diagnósticos como en el inicio de nuevos tratamientos en la población con cáncer debido, en la mayor parte de los casos, a la suspensión de la actividad asistencial durante ese periodo de tiempo. Además, se ha detectado un efecto adicional que se ha traducido en la disminución del número de diagnósticos, en parte debido al temor de los pacientes a acudir a sus centros hospitalarios por miedo a la infección por coronavirus.
El Cáncer es una enfermedad muy presente en nuestra sociedad. Es la segunda causa de muertes en Europa. En Canarias cada año se diagnostican 12.000 nuevos casos. La enfermedad no atiende a códigos postales, ni a niveles de renta ni a circunstancias familiares. Es una enfermedad asociada al envejecimiento y hábitos de vida no saludables, pero que también irrumpe, aunque en menor medida, en edades más tempranas e incluso infantiles. El cáncer se manifiesta de forma igual para todos y, sin embargo, no todos se enfrentan en igualdad de condiciones a la enfermedad . El cáncer se padece de forma muy diferente dependiendo de la situación socioeconómica de la persona que lo sufre. Desgraciadamente, el daño que el cáncer produce no es únicamente sanitario. Al daño que provoca soportar la enfermedad y afrontar su tratamiento se une el impacto negativo en la economía de las familias y al estado emocional de sus miembros.
La pandemia, que se inició por el mes de marzo del pasado año, está provocando que los retrasos, lejos de constituir una situación coyuntural, se estén convirtiendo en un grave problema para las personas con cáncer y sus familiares. El estudio citado, realizado en 37 hospitales de toda España, evidencian esos retrasos, que con mucha probabilidad tendrá consecuencias muy negativas en la salud de las personas con cáncer. También muy recientemente, una investigación realizada por científicos canadienses y del Reino Unido, pone de manifiesto que el retraso de un mes en el tratamiento de siete tipos de cáncer distintos (vejiga, mama, colon, recto, pulmón, cuello uterino y cabeza y cuello), puede aumentar el riesgo de muerte entre un 6% y un 13%.
Desde la Asociación Española contra el Cáncer pedimos a la población que no baje la guardia. Ñ ni en la batalla contra el virus ni en la guerra contra el cáncer. El propósito que queremos compartir con toda la sociedad es mantener activa la lucha contra el cáncer. Incorporemos en nuestro entorno familiar hábitos de vida saludables, aportemos recursos a la investigación, ayudemos a las personas con cáncer y sus familiares que más lo necesitan. Es el momento de alzar la voz por todos las personas con Cáncer, especialmente en estos tiempos de pandemia para demandar la atención y el cuidado que necesitan.
En esta lucha, ganar tiempo salva vidas.

*Vicepresidente Nacional y Presidente Provincial de la Asociación Española contra el Cáncer

TE RECOMENDAMOS