política

Manuel Domínguez (PP): “Con la ‘okupación’, el Gobierno está invitando a que se vulnere la propiedad privada”

“No voy a poner en duda las medidas sanitarias, pero ¿dónde están las ayudas económicas?” / “Lo que hay es un problema de manipulación de la opinión pública, esa es la cuestión” / “Un fiel reflejo de la improvisación: eso son los campamentos de inmigrantes”
Manuel Domínguez, en el Parlamento de Canarias. / SERGIO MÉNDEZ
Manuel Domínguez, en el Parlamento de Canarias. / SERGIO MÉNDEZ
Manuel Domínguez, en el Parlamento de Canarias. / SERGIO MÉNDEZ

Se ha asentado como uno de los valores ascendentes del PP en Canarias. Y no ha tocado techo. La alcaldía de Los Realejos ha catapultado a Manuel Domínguez: líder insular del partido y presidente del grupo parlamentario. Por ahora. 

-Cuarenta años después de la intentona golpista del 23F, ¿a qué amenazas se enfrenta la democracia en España?
“Lo primero que tenemos que hacer es celebrar la madurez en la democracia y mirar hacia atrás sin ira para no cometer errores, en un momento en el que desde el propio Gobierno se cuestiona el sistema que nos hemos dado los españoles. Me refiero a las declaraciones y las intenciones del vicepresidente segundo, el líder de Podemos. Me preocupa muchísimo que el señor [Pablo] Iglesias ponga en duda, desprecie, el esfuerzo que nos ha costado a todos”.    

-El portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil, aconseja a Pablo Casado que, antes de trasladar la sede, rehúya el “abrazo del oso” de sus aliados extremistas… ¿En serio?
“No es nada serio. La estrategia del Partido Socialista consiste en promocionar a Vox con un claro objetivo: mermar las opciones del Partido Popular. No lo va a conseguir, que les quede claro”. 

-Visto el panorama, ¿la confluencia con Ciudadanos está a la vuelta de la esquina?
“El Partido Popular hace bien en no moverse de su sitio. Entiendo que, cuando alguien está convencido de su forma de pensar, de su ideología, de sus principios y de sus proyectos, no le conviene titubear ni moverse del lugar, porque la gente puede ir y venir, y cuando vuelva tiene que encontrarnos en el mismo sitio. Si alguien quiere acercarse, que lo haga. Nosotros permanecemos donde hemos estado”. 

-¿Qué implica para el PP el resultado electoral del 14 de febrero en Cataluña?
“Bueno, el resultado electoral en Cataluña no debe sorprender a nadie y nos invita a un análisis profundo de lo que allí está sucediendo sin extrapolarlo al resto del territorio. Es absurdo. Más allá de esa situación, no me consta que se lanzaran cohetes cuando el PP ha sacado mayoría absoluta en Galicia”. 

-El Partido Popular afrontará en los próximos meses una treintena de congresos provinciales e insulares para completar su renovación territorial antes del verano. En Tenerife, ¿cuándo?
“No hay fecha todavía”. 

-¿En marzo?
“Estamos pendientes. Desde la convocatoria hasta el congreso hay un mes de plazo. Mi propósito es repetir como candidato. Si cuento con el apoyo de los afiliados, intentaré concluir el proyecto que inicié hace aproximadamente ocho años”. 

-¿Qué falta?
“La consolidación local. Yo soy absolutamente municipalista, creo en la política de abajo hacia arriba. Hemos conseguido cifras históricas en estos últimos mandatos, con presencia en gobiernos que eran inalcanzables y conservamos tres de las cinco alcaldías que ocupábamos. Eso me anima a pensar que nos falta una consolidación en determinados lugares. A partir de esos liderazgos municipales iremos creciendo en lo insular y lo regional”. 

-Por cierto, ¿en lo que respecta a la dirección regional?
“Hasta finales de este año no habrá congresos autonómicos. Por lo tanto, hasta entonces hay poco de lo que hablar. Si nos saltemos los pasos, nos desviaremos del camino”. 

Manuel Domínguez. / S. M.
Manuel Domínguez. / S. M.

-La estabilidad en el municipio de Los Realejos contrasta con los jaleos en Arona…
“El Partido Socialista se ha pegado un tiro en el pie y ha dado una puñalada trapera a un municipio tan importante como es Arona [con la expulsión del alcalde, José Julián Mena]”. 

-¿Qué ha sido lo más relevante del pleno parlamentario de esta semana?
“Para nuestro grupo, lo más importante era conocer los detalles de las ayudas a los sectores económicos por la pandemia. Australia [Navarro, portavoz parlamentaria] ha sido muy explícita en su pregunta y la respuesta del presidente [Ángel Víctor Torres] ha sido evasiva. No quieren mirar al futuro. En estos últimos tiempos hemos visto que se toman medidas sanitarias que no voy a poner en duda, pero que no han venido acompañadas de ayudas económicas”. 

-El Fdcan es una piedra filosofal en ese recorrido…
“Hace un año o algo más, el Gobierno canario ya quiso eliminar el Fdcan para utilizar esos recursos en otros fines. En el momento actual, significa capacidad de inversión, de adjudicación, con la construcción como motor del arranque económico. Desde esa perspectiva, todas las iniciativas de los cabildos y de los ayuntamientos destinadas a la inversión son intocables”.  

-¿Que una corporación como el Cabildo invierta en una línea aérea privada es echar a volar el dinero público?
“Reivindico el no intervencionismo, defiendo el libre mercado y considero que el Cabildo ha cometido un error histórico:  entrar en sectores económicos sin un plan de evacuación, como en las Bodegas Insulares, los casinos, la granja, los campos de golf y, ahora, una línea aérea. Comprendo que se ayude a empresas en circunstancias de dificultades; especialmente, cuando peligran puestos de trabajo. Sin embargo, rechazo esa tendencia a abarcarlo todo”. 

-El plan Reactiva Canarias está en la pista de salida, pero no acaba de despegar…
“El plan Reactiva es un fracaso, un engañabobos. Desde mi punto de vista, se camufla el fracaso a través de la presentación continuada de propuestas sin fundamento. Comenzó con un pacto, en el que no estuvimos el Partido Popular ni Ciudadanos; luego se convirtió en un plan, en el que tampoco está el Partido Popular. Con el paso del tiempo, esos 18.000 millones de euros iniciales se quedaron en 7.000 y las ayudas planteadas ni siquiera han llegado. ¿Es que, cuando se firmó el pacto, no se sabía lo que había que hacer? Después se plasmó en un documento. No se ha hecho nada”. 

-La inmigración clandestina es otro asunto espinoso…
“Está siendo un grave problema para Canarias por diversas razones. Primero, porque se ha producido un efecto llamada; segundo, porque se ha demostrado a las claras el poco afán del Gobierno central por esta tierra; tercero, porque el señor Ángel Víctor Torres antepone su buena relación o su futuro personal en su partido a los intereses de los canarios, y cuarto, porque hemos visto cómo, a pesar de que Canarias ha sido solidaria ante la inmigración de Europa del Este, nos han dejado solos. Desde el Partido Popular estamos pidiendo aviones para quienes dispongan de papeles y puedan continuar su trayectoria y aviones para las repatriaciones. No es de recibo que continúen buscando y preparando espacios para que a esta gente no se la deje salir a ningún sitio”. 

-¿Los campamentos son centros de indecisión?
“Los campamentos no son la solución, sino el fiel reflejo de la improvisación. Cuando en octubre de 2019 se formulaba una pregunta en este Parlamento por parte de Ástriz Pérez, en la que se alertaba de la llegada de pateras, se nos acusó de oportunistas, demagogos… Ni habilitaron emplazamientos ni arreglaron el radar ni se activó el Frontex. Hoy, con miles de personas, están siendo empujados por la presión ciudadana. Ahora pretenden descargar la responsabilidad en la supuesta existencia de racistas y xenófobos. Les pido que no busquen excusas en terceros y encuentren soluciones”. 

-En materia de carreteras, ¿la Consejería de Obras Públicas se distrae en las curvas?
“Obras Públicas es una de las áreas con mayor capacidad de inversión. En los tiempos que corren, no se puede permitir el lujo de ser una de las que menos presupuesto ha ejecutado. La consejería de Sebastián Franquis se escuda en el déficit de personal. La inversión pública es el mayor oxígeno que se le puede inyectar a la economía canaria”. 

-El Congreso tumba las propuestas del PP, Vox y Cs para endurecer las penas a los okupas y convalida un real decreto ley, de protección de los consumidores y usuarios, que blinda a los inquilinos ilegítimos si no ha habido “violencia” ni “intimidación” en la usurpación de la vivienda. ¿Cómo se explica eso?
“El PSOE ha cedido ante Podemos y ha accedido a que se regularice la ocupación ilegal de viviendas. El Gobierno está invitando a que se vulnere la propiedad privada, que es un derecho constitucional. Muchas personas viven gracias al sudor y el sacrificio que las han llevado a dedicarse al arrendamiento y, si les quitan esos ingresos, probablemente se conviertan también en familias vulnerables”.  

-¿La propiedad privada y la libertad de expresión corren riesgos paralelos?
“Están a la par. Igual que la propiedad privada, la libertad de expresión está siendo coartada por una izquierda rancia que se llama a sí misma progresista. En esto, observo una cantidad de incongruencias que me causan perplejidad. Algunos de los que alientan las protestas por el encarcelamiento del rapero [Pablo Hasél], por su reiterada mala conducta, son los que acosan a quienes no piensan como ellos. El verdadero problema, la cuestión, es de manipulación de la opinión pública”.   

TE RECOMENDAMOS