sección Mujeres influyentes

Vicky Palma: “Nos falta cultura de autoprotección ante los riesgos naturales”

Estamos acostumbrados a verla en Televisión Canaria dándonos la previsión del tiempo, su gran pasión. Estudió Ciencias Físicas en la Universidad de La Laguna y llegó a la televisión por casualidad. Hoy, 21 años después ya las cámaras no le asustan. Este mes se marcha a Madrid a un curso de gestión de catástrofes de la UME con quien colabora habitualmente. A la meteorología se une ahora otra gran pasión: el kick boxing. “Estoy enganchada”.

Vicky Palma. / S. M.

-¿Cómo llegó de la Facultad Ciencias Físicas a la RTVC?
“Bueno pues fue un poco por casualidad. Resulta que Emilia González fue compañera mía en la Facultad y cuando acabamos me llamó porque en la tele necesitaban a alguien los fines de semana para presentar el tiempo y así fue. Hice las pruebas en febrero del año 2002 y hasta ahora. En ningún momento hice Física con la idea de entrar en la tele, desde luego. Me gustaba mucho, pero la idea era lo clásico: dar clases. Al final se cumple lo que nos decía el decano de la facultad: ¡Un físico vale para cualquier cosa! Vamos, que se puede encontrar a un físico donde menos se lo espere”.

-Me dice un pajarito que usted no para, que está permanentemente formándose y aprendiendo.
“Es verdad. En 2006 me llaman de la parte de formación de Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad en Canarias (GSC) para un curso de meteorología y me di cuenta de que para tomar decisiones de seguridad no valen las mismas previsiones que das en la tele. Me entró el gusanillo y llevo ya varios años colaborando con Protección Civil y la Dirección General de Seguridad y Emergencias cada vez que hay meteorología adversa. La próxima semana me voy a un curso de gestión de catástrofes al que me invitó la UME que tiene tres semanas de formación y otra de un simulacro de una gran catástrofe. El año pasado se iba a hacer un ejercicio aquí sobre una simulación de una erupción volcánica en Güímar, pero una semana antes se declaró el Estado de Alarma y se suspendió”.

-¿Por qué fallan tanto las previsiones del tiempo en Canarias?
[Sonríe] “Bueno, es una mezcla de todo. Mire, Canarias está en una zona del planeta donde es mucho más difícil hacer una previsión que, por ejemplo, en la Península o cualquier otro sitio. Estamos en el límite de lo que sería la latitud media y la tropical. Tenemos el anticiclón de las Azores, las corrientes frías de Canarias… Estamos a menos de 100 kilómetros del desierto del Sáhara y todo esto es una mezcla que condiciona el tiempo. Después, somos un Archipiélago con un relieve complicado que genera microclimas. Todo esto hace que la previsión se complique y no sea tan sencilla”.

-El problema es que muchas veces la gente ya no se cree las previsiones o las alertas del Gobierno y se cometen imprudencias.
“Esto es, sobre todo, por sobreinformación y porque la información no la da la gente correcta. En redes sociales empieza a circular información que no es real. Mire, parece que nos olvidamos de las graves consecuencias que un evento meteorológico podría tener en las Islas. Parece que nos olvidamos del Delta y cuando llegó a las Islas era ya una borrasca”.

-¿Canarias está preparada para un gran catástrofe meteorológica?
“En absoluto. La población no está preparada y las infraestructuras tampoco. Nos hemos desarrollado a espaldas de nuestra propia naturaleza. Se construye donde no se debe y no se limpian los barrancos ni alcantarillas. Mi abuela en Tacoronte me obligaba una vez al mes a limpiar la cuneta. Los mayores conocen más los riesgos. De pequeña me resultaba llamativo que hubiera piedras en los bidones, pero después me enteré que era para que las tapas no se las llevara el viento. En Garachico, las casas más antiguas no tienen la puerta a la altura de la carretera y la fachada principal no es la que está mirando al mar para evitar los embates. Mire, nos falta cultura de autoprotección ante los riesgos naturales. Sólo se tiene que fijar cuánta gente fallece por el arrastre del mar en las costas. Tenerife y Gran Canaria tienen tiempo de alta montaña y las condiciones meteorológicas en alta montaña no son las mismas que nos encontramos en la costa, y subimos a la nieve en pantalón corto y cholas y sin comprobar las previsiones del tiempo porque pueden cambiar. Tenemos que ser conscientes de dónde vivimos y que estamos en Islas con riesgos volcánicos. Es verdad que en Canarias llueve pocos días al año, pero es típico de nuestro clima las precipitaciones torrenciales, que son las peligrosas porque cae mucha agua en muy poco tiempo. Canarias tiene todos los riesgos naturales y no podemos vivir ajenos a esa realidad. En Cuba, por ejemplo, nadie discute una evacuación de la Isla ante un huracán, nosotros ni siquiera nos lo planteamos y vivimos rodeados de volcanes”.