superconfidencial

Coches, ciudades y maniobras

Con un millón de automóviles en la isla de Tenerife, tenemos la misma infraestructura ciudadana, o casi, que cuando se circulaba en carro. O sea, que no se extrañen de que los viernes a las dos de la tarde cientos de miles de automóviles circulen desde Santa Cruz al norte, taponando la convivencia. Para esto no hay remedio, ni vía exterior ni gentil puñeta. Lo que sí parece es que son demasiados coches y demasiada gente. Esta isla se nos ha ido de las manos y yo no digo que no se mejoren las infraestructuras, pero sí que dentro de diez años el problema será el mismo. Canarias vive de milagro; quiero decir que son islas resistentes porque las ha azotado una pandemia que ha arruinado a los hoteleros, y al público en general, pero todo el mundo habla de recuperación. Es decir, que no se ha perdido del todo la esperanza. Y luego está la avalancha migratoria. Esos pobres sí que no tienen coche, pero detrás de la miseria de África está la estrategia de Marruecos, así que no se crean todo lo que lean, porque en la trastienda de la lectura oficial está la letra chica del asunto. He escuchado conversaciones terribles de los controladores aéreos sobre las maniobras militares sin control español que se hacen a cuarenta millas al norte de La Graciosa, con la participación de barcos y aviones USA y marroquíes. Para USA, Marruecos es un muro que les detiene a los islamistas radicales por este lado del Atlántico. Para USA, Canarias no vale nada. O sea, que ojo porque me da que Sánchez es de los que creen que Canarias tampoco vale una misa. Está en Babia el tío, ocupado de frenar al Coletas y familia, que lo tienen medio loco. Sánchez es muy flojo para sostener un Gobierno títere, cada vez más perdido. ¿O no lo creen ustedes?

TE RECOMENDAMOS