nacional

El Gobierno justifica que lleguen extranjeros a España por “reciprocidad” y que las CC.AA hagan cierres perimetrales

Admite que puede parecer "incoherente" pero lo justifica en que "son las reglas del juego"
Turistas en el aeropuerto de Barajas, en Madrid.
Turistas en el aeropuerto de Barajas, en Madrid.

La ministra de Hacienda y Portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha justificado hoy que puedan llegar extranjeros a España que dispongan de una PCR negativa en “reciprocidad” con la actuación que están llevando a cabo el resto de los países europeos. Aún así, asegura respetar las decisiones que adopten las respectivas comunidades autónomas de llevar a cabo cierres perimetrales de sus regiones para evitar los contagios.

La Portavoz del Ejecutivo ha tenido que responder a varias preguntas, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, sobre la falta de coherencia en el hecho de que puedan llegar extranjeros a España durante las vacaciones de Semana Santa y los propios españoles no se puedan mover de su autonomía debido a los cierres perimetrales que han decidido aplicar los gobiernos regionales.

Montero ha admitido que puede parecer que no es coherente que puedan llegar ciudadanos de otros países mientras que los españoles no puedan viajar dentro de España, pero considera que hay que respetar las “reglas del juego” y hacer lo mismo “en reciprocidad con otros países”. Por ello, se permite la llegada con una PCR reciente y según ha precisado, los turistas tendrán que respetar las limitaciones que estén impuestas en el país de destino.

En este sentido ha explicado que cada país toma sus medidas y adopta sus decisiones en base a los indicadores epidemiológicos. Unas medidas que, ha precisado, son todas parecidas aunque se apliquen en cada momento con diferente intensidad, en función de las recomendaciones de los expertos. Ha puesto el ejemplode Alemania alegando que si este país toma una decisión en base a su incidencia acumulada de contagios se debe respetar.

Según la ministra, esto tiene que “ser compatible” con las decisiones de confinamiento perimetral que tienen conferidas las CCAA en base al decreto de alarma y que el Ejecutivo asegura respaldar. Incluso ha alegado que lo hace en base al “modelo de cogobernanza” con las autonomías. “No es que el Gobierno les deje la responsabilidad (a las CCAA), sino que asume las decisiones que se adoptan”, ha remachado.

Al ser preguntada si no sería más lógico dejar también que los ciudadanos puedan moverse por el territorio con una PCR negativa, ha asegurado que “la respuesta no es binaria en el sentido de que son las CCAA las que tienen capacidad de hacer cierre perimeteral” si entienden que en un determinado momento las cifras de contagio así lo aconsejan.

Y ha vuelto a insistir en que “son las reglas del juego con las que nos hemos dotado en ese mecanismo de cogobernanza y el Gobierno va a ser respetuoso y va a respaldar las decisiones que adopten las autoridades de las CCAA respecto a los cierres perimetrales”.

Ha recalcado que si, en determinadas zonas se entiende que no deben entrar ni salir personas para un mejor control de la pandemia sanitaria, hay que respetar eses criterio, “aunque eso pueda aparentar que no es coherente con la entrada de personas de otros lugares europeos”.

En este punto, ha vuelto a reiterar que el Gobierno vela “porque haya reciprocidad con los países del conjunto de Europa respecto al movimiento una vez que se tiene la PCR”.

Al tiempo que añadía que el Ejecutivo es también coherente con “esa delegación de competencias y si un presidente entiende que en su territorio ni deben entrar, ni deben salir ciudadanos salvo por causas justificadas, nosotros lo vamos a respetar como lo venimos haciendo”.

Montero también se ha criticado la imagen que pueden dar de España las fiestas ilegales que se producen en determinados lugares, pero ha añadido que son “siempre anecdóticas” y que la mayoría de los ciudadanos tienen un comportamiento cívico y ejemplar.

Aunque sí ha admitido que les preocupa la imagen que puedan dar porque se trata de que se vea a España como un destino seguro para que retornen los turistas cuando concluya la pandemia.

 

TE RECOMENDAMOS