sociedad

La inestabilidad política en Senegal frena el macrovuelo de repatriación

Fuentes extraoficiales apuntan a que la Embajada española en Dakar desaconsejó la deportación de los migrantes prevista; el ‘puente aéreo’ con Marruecos y, en menor medida, con Mauritania sigue en activo
Estaba previsto que el avión hiciera escala para recoger a 15 internos del CIE tinerfeño. DA

La Dirección General de la Policía abortó a última hora el macrovuelo previsto para ayer con el objetivo de reiniciar las repatriaciones desde España a Senegal.

Como informó ayer DIARIO DE AVISOS, el plan consistía en que el avión despegase desde Madrid-Barajas rumbo a la capital de dicho país africano, Dakar, haciendo una primera escala en Tenerife para recoger a 15 migrantes alojados en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Hoya Fría, para posteriormente realizar una operación similar en Gran Canaria antes de seguir camino hacia el continente.

Aunque el Ministerio de Interior no ha precisado, a consultas de Efe, los motivos por los que se cancela esta operación de deportación de migrantes, fuentes cercanas al operativo apuntan a una recomendación efectuada desde la Embajada de España en Dakar por la que se esgrime la inestabilidad política actual en dicho país como motivo para desaconsejar, por inoportuno, dicho vuelo.

A este respecto, cabe recordar que España no devuelve a Senegal inmigrantes llegados en cayucos a Canarias desde 2018, cuando al menos 150 ciudadanos de ese país fueron trasladados a Dakar en cuatro aviones que partieron desde Tenerife (tres, con un total de 110 personas a bordo) y el restante desde Gran Canaria (con otros 40 migrantes).

Con la suspensión de ayer, se trata de la segunda vez que se pospone este tipo de operaciones desde la reactivación de la llamada Ruta Canaria de las pateras (agosto de 2019), dado que ya se anuló el vuelo que, con el mismo fin, estaba previsto para el 24 de febrero.

El Archipiélago recibió el año pasado a 23.023 inmigrantes en pateras o cayucos, de los que más de 11.998 eran marroquíes y 4.539, senegaleses, de acuerdo con los datos del Ministerio del Interior citados por el Defensor del Pueblo en el informe que envió hace una semana a las Cortes Generales sobre la situación de las pateras en las Islas.

Resta añadir que los vuelos de repatriación a Marruecos y Mauritania siguen en activo.

TE PUEDE INTERESAR