sucesos

Mata a su mujer a hachazos y alega que se había tomado “un litro de manzanilla”

La pareja llevaba junta 47 años

El jurado popular que ha enjuiciado a un hombre acusado de matar a su mujer en Dos Hermanas (Sevilla) de nueve hachazos en la cabeza, tras darle antes múltiples puñetazos y patadas, lo ha declarado culpable de asesinato y ha destacado que el alcohol que ingirió esa mañana sólo le afectó “levemente”.

Tras oír el veredicto de culpabilidad, la magistrada-presidenta del Tribunal del Jurado de la Audiencia Provincial de Sevilla ha dejado visto para sentencia el juicio contra E.V.T., para quien la Fiscalía ha ratificado su petición definitiva de 23 años de cárcel por un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento, con las agravantes de parentesco y género.

En cuanto a las atenuantes de confesión, adicción al alcohol y reparación del daño, la fiscal ha asegurado que prevalecen las agravantes y ha tildado de “irrisoria” la consignación previa de 15.000 euros por parte del procesado.

Durante el juicio, el encausado dijo que su mujer “estaría viva” si él hubiera dejado la bebida y se escudó en que en la mañana de los hechos se tomó “un litro de manzanilla”, de ahí que estuviese “ciego” y “como una cuba” cuando agredió a su mujer, con la que llevaba 47 años casado. La Manzanilla un vino blanco y seco, cuya crianza se lleva a cabo exclusivamente en bodegas de Sanlúcar de Barrameda.

El jurado ha considerado probado por unanimidad que el 26 de enero de 2019, sobre las tres de la tarde, E.V.T. propinó a su esposa “múltiples puñetazos, patadas y golpes con un hacha”, por lo que la mató “consciente e intencionadamente” y de una manera “decidida, sin que ella pudiera defenderse”.

El motivo de la agresión, según ha estimado el jurado por una mayoría de siete votos, fue “demostrar su superioridad y dominación” sobre su cónyuge “por ser mujer”, de forma que la sentencia incluirá la agravante de género.

En cuanto a la relación entre el alcohol que había bebido y la comisión del delito, el jurado ha aprobado por una mayoría de cinco votos que el hombre tenía “levemente” limitada su capacidad de entender los hechos, pero por unanimidad ha afirmado que esa merma no era “notable”.

Una vez escuchado el veredicto, la acusación particular ejercida por dos de las tres hijas de E.V.T. ha pedido que sea condenado a prisión permanente revisable, mientras que su defensa ha solicitado a la magistrada que tenga “clemencia” y aplique la pena que ella vea oportuna.

TE RECOMENDAMOS