sanidad

Gran Canaria abre la hostelería, pero Tenerife no, al seguir en nivel 3

Sanidad revisará el martes los indicadores de Tenerife para comprobar si ya es posible suavizar las restricciones, entre ellas los restaurantes; se modifican medidas que afectan a celebraciones y mercadillos
El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, conversa con el consejero de Sanidad, Blas Trujillo. DA

La Consejería de Sanidad acordó ayer, tras el análisis de los indicadores epidemiológicos realizado en el Consejo de Gobierno, bajar a la isla de Gran Canaria al nivel de alerta 2 y a la de Fuerteventura, al 1. El Hierro, Lanzarote y La Graciosa se mantienen en el nivel 2, y La Palma y La Gomera, en el 1. Además, la Dirección General de Salud Pública revisará el martes los indicadores de Tenerife para comprobar si ya es posible su cambio de nivel, del 3 al 2, siempre que se mantenga la tendencia de mejoría. Esto significa que Tenerife se convierte hasta el martes en la única isla con cierre perimetral, lo que exigirá para entrar y salir en ella un test negativo. Además, no podrá abrir los interiores de sus restaurantes, cosa que sí se permite desde ahora a Gran Canaria, con un aforo del 50% (del 75% en terrazas).


Los cambios en los niveles de alerta sanitaria por la COVID-19 entrarán en vigor coincidiendo con la actualización semanal del semáforo de incidencia acumulada (IA), publicado en la web de la Consejería de Sanidad. Esa decisión se sustenta en el informe emitido por la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud (SCS) con fecha de ayer. En el caso de Tenerife, se desprende un promedio diario de 97 diagnósticos. La IA a 7 días en esta isla ha ido disminuyendo hasta situarse en el entorno de los 62 casos por 100.000 habitantes.


El comportamiento en los grupos de edad superiores es paralelo y el valor de las tasas es superior a la del conjunto de la comunidad autónoma. Se está en actitud expectante a la consolidación del valor de las tasas de IA a 7 días, por lo que se propone continuar en nivel de alerta 3 para Tenerife, hasta el examen del 4 de mayo.

Para Gran Canaria, el informe recoge que los indicadores de IA a 7 y 14 días se encuentran en un riesgo medio en los últimos 14 días, lo que significa una cierta estabilización del riesgo de transmisión comunitaria, lo mismo que en la población de 65 o más años. Los datos sugieren una evolución descendente, con un promedio de 53,3 casos por 100.000 habitantes. Por ello, se propone descender a nivel de alerta 2. No obstante, el informe precisa que esta recomendación exige la colaboración de toda la ciudadanía y las instituciones en el cumplimiento de las medidas no farmacológicas, para evitar revertir esa evolución y que se produzca un incremento rápido e incontrolable en el número de casos.

Con respecto a Fuerteventura, se confirma una tendencia favorable en los indicadores, que la posicionan en nivel de alerta 1. Las tasas de IA a 7 y 14 días han permanecido en riesgo de transmisión medio las últimas dos semanas y las personas de 65 y más años han disminuido hacia niveles de riesgo bajo. No obstante, habrá que ejercer una estrecha vigilancia en determinados núcleos turísticos de incumplimiento reiterado de las medidas de prevención, que podrían convertirse en focos de transmisión potenciales.

En lo que respecta a Lanzarote, la tasa de IA a 7 días en este periodo es de 48,5 casos por 100.000 habitantes y se propone que permanezca en nivel de alerta 2. En idéntica situación permanece El Hierro, donde en la última semana se han producido 18 nuevos casos, con un total de 46 para el periodo analizado, aunque el número de diagnósticos en personas de 65 y más años ha caído desde el día 22. Esto implica que las tasas de IA a 7 días hayan ido disminuyendo las últimas jornadas, pero permaneciendo en riesgos muy elevados, no así la de 65 y más años, que ha disminuido sólidamente, según el mismo informe.

Con 36 casos nuevos estas dos últimas semanas, La Palma registra una tasa de IA a 7 días de 12,6 casos por 100.000 habitantes, de riesgo bajo, si bien en los últimos días, en los que se han diagnosticado 20 casos, la tasa ha ascendido a riesgo medio. Solo hay dos personas ingresadas en la UCI. En La Gomera, con dos casos nuevos, existe un mínimo riesgo de transmisión comunitaria.


El Consejo de Gobierno ha modificado el acuerdo de 19 de junio sobre medidas de prevención para incluir leves cambios en algunas restricciones, que afectan a celebraciones en locales de hostelería, mercadillos o atracciones de feria. En las bodas, bautizos o comuniones en establecimientos de hostelería se suprime el límite de personas que hasta ahora estaba en vigor. Las atracciones de feria no requerirán de autorización previa para su instalación. Tampoco se exigirá un permiso previo de las autoridades sanitarias a los mercadillos esporádicos o extraordinarios en la vía pública.


En la habitual rueda de prensa, Julio Pérez advirtió de que el levantamiento del estado de alarma, el 9 de mayo, no supondrá la desaparición de todas las restricciones: “Eso no va a pasar”. La idea es garantizar que Canarias sea un destino seguro.

TE RECOMENDAMOS