superconfidencial

2050, una odisea en el espacio

En vez de ocuparse de la crisis con Marruecos, que es grave y lo puede ser más, ese genio que gobierna (¿) España, llamado Pedro Sánchez, ha montado una agenda fantasma para 2050. Quienes han leído el texto hablan de estupidez gigante: más impuestos, en subida imparable, menos comer carne de aquí a mitad del siglo XXI y una paga para los jóvenes, para hacerlos más vagos y captar sus votos. Este es el resumen. Un Gobierno que tiene una ministra de Exteriores que parece una reponedora de hipermercado; otro ministro que miente siempre (Ábalos); un inútil al frente de Interior, que acerca presos a las Vascongadas para ganarse el miserable voto de los viejos terroristas y de los separatistas (Marlaska); y un presidente cuya mujer está montando una asociación de pymes para hacerle la competencia a la CEOE y a otras organizaciones que intentan escapar al país no está legitimado para confeccionar una agenda de nada. Cada vez pienso más claramente que Sánchez es un incapaz, pero ahora, con lo de la agenda 2050, estimo que ha perdido tornillos. Pero muchos. ¿Cómo se puede programar a medio siglo vista, a la velocidad que va esto y además con ideas disparatadas? Mientras, el moro, cuando quiera, mandará 200.000 personas a Lanzarote y Fuerteventura, diciéndoles que conocerán allí a Messi y a Cristiano Ronaldo, una vez que arrase con Ceuta y Melilla a base de colados por los espigones y las vallas. Nadie se da cuenta de que Marruecos está echando un pulso muy fuerte a España, imponiéndole condiciones, dejándola en ridículo ante la opinión pública de Europa. ¿Pero es que nadie se percata de esto? Una reponedora de mercancía enlatada no debería ser ministra de España, ni un fatuo, narcisista y desatornillado su presidente. Los ojos en blanco de Nadia Calviño, una mujer sensata, son la mejor demostración del calvario que se vive en este Gobierno.

TE RECOMENDAMOS