santa cruz

Bermúdez: “El proyecto de la marcha de la Refinería no saldrá adelante si no hay mayor implicación de Gobierno y Cabildo”

El alcalde entiende que, Santa Cruz Verde 2030 es la principal baza de la capital para transformarse en una ciudad de futuro

En mitad de una pandemia como la que se está viviendo en el mundo puede parecer que el día a día sea lo más importante, pero mirar al futuro y poner en marcha proyectos que ayuden a la recuperación económica de forma más rápida es un trabajo al que las administraciones deben dar prioridad. Al menos eso es lo que defiende el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, quien recibe a DIARIO DE AVISOS, coincidiendo con el inicio de las Fiestas de Mayo, “muy limitadas, y orientadas a disfrutar con el recuerdo de lo que fueron”. En la entrevista se muestra especialmente crítico con la “falta de diligencia” que algunas administraciones están mostrando con proyectos de vital importancia para la ciudad, como, por ejemplo, el de la marcha de la Refinería. “No quiero pensar que un tema que Cepsa tenía tan claro cuando lo firmamos en 2018, le demos algún tipo de oportunidad de que se lo piense por la tardanza de la Administración en dar los pasos necesarios para ponerlo en marcha”. El alcalde entiende que, Santa Cruz Verde 2030 es la principal baza de la capital para transformarse en una ciudad de futuro, el paso definitivo que acompañará a otra serie de hitos que, en buena medida, estarán condicionados por la salida de la propia Refinería.


-En 2018 se puso por escrito que la Refinería se iría de Santa Cruz. ¿Qué ha pasado desde entonces?
“Santa Cruz Verde 2030 es el proyecto de regeneración y reordenación urbanística más importante en estos momentos de todo el Estado español, y, por supuesto, es el más importante, desde el punto de vista urbanístico, que existe en Canarias, a lo que se une que es un proyecto absolutamente innovador y pionero. No podemos olvidar que se trata de reconvertir una refinería de petroleo en una ciudad sostenible. Evidentemente, este asunto requiere de la complicidad y el liderazgo de todas las instituciones porque su envergadura así lo requiere. Le he transmitido personalmente al presidente del Gobierno de Canarias (Ángel Víctor Torres) que el liderazgo debe ser compartido, porque nos estamos jugando no solo el futuro de la ciudad, no solo la expansión de Santa Cruz, una capital de Canarias, sino que nos estamos jugando el poderlo hacer bien ante el mundo. No hay experiencia en España del desmantelamiento de una refinería. Puede ser un ejemplo si lo hacemos bien, y yo lo que demando del Gobierno es un mayor liderazgo en este tema, tanto del Cabildo como del Gobierno. Sin su complicidad, sin que esas instituciones se tomen esto como el proyecto estratégico más importante que tiene la Isla en este momento, parece lógico pensar que no saldrá adelante”.


-¿Cree que se está obstaculizando de forma deliberada?
“No quiero ni pensar que, por una cuestión política de quién gobierna en cada sitio, se pueda estar obstaculizando algo tan importante y tan de futuro para Santa Cruz como es este proyecto. En mi opinión, el Gobierno y el Cabildo no pueden tratar a esta iniciativa como cualquier otra, porque es un proyecto único desde cualquier punto de vista. No hay uno en Canarias que tenga una parcela de 575.000 metros cuadrados en manos de un único propietario, que quiere llegar a un acuerdo con las administraciones para reconvertir una industria pesada, como es el refino en una ciudad sostenible, del siglo XXI, donde edificios, calles y plazas estén sustentadas con servicios sostenibles. Le he pedido al presidente canario que lidere y que se produzcan avances”.


-¿Exactamente, qué avances deben producirse según usted?
“Este proyecto tiene tres grandes piezas. La primera es la descontaminación de los terrenos, que depende de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias; el desmantelamiento de la Refinería que depende del Gobierno regional y del Gobierno de España; y por último la solución urbanística que entre todos determinemos, y que teniendo su origen en el Ayuntamiento, qué duda cabe que Cabildo, Gobierno, y Autoridad Portuaria tendrán mucho que decir. Hablamos de ámbitos muy unidos como la TF 5, la Vía Litoral, el propio litoral de Santa Cruz, las parcelas y barrios colindantes, todo eso implica que participen todas las administraciones”.


-Y lo que depende del Ayuntamiento, ¿cómo va?
“Nosotros ya hemos puesto sobre la mesa que el instrumento de redacción de ese planteamiento debe hacerlo una empresa pública en la que el Cabildo y el Gobierno participan, y en la que el Ayuntamiento confía, que es la empresa pública Gestur”.


-¿Cree que realmente es posible ir más allá de lo que se ha hecho hasta el momento?
“Mi queja radica en que, en todo este tiempo, veo que se han producido muy pocos avances, tanto en la parte de descontaminación como en la del desmantelamiento; donde más se han producido avances es en la parte de ordenación del territorio, porque nos hemos sentado en varias reuniones con Gestur, pero vemos muy poco avances en las dos primeras fases del plan”.

¿Entonces, le preocupa que se frustre el proyecto?
“No quiero pensar que un tema que Cepsa tenía tan claro cuando lo firmamos en 2018 podamos darle algún tipo de oportunidad de que se lo repiense. Hay que tener en cuenta que Cepsa también ha dado pasos. Sigue sin refinar, ha sacado la concesión de Granadilla para seguir con la distribución y tener un futuro en la isla de Tenerife diferente al de los terrenos de la Refinería, y creo que también ha demostrado voluntad de continuar trabajando, pero es necesario que este asunto se coja como lo que es, como un proyecto estratégico no solo para Santa Cruz, sino para toda Canarias y España, un ejemplo de sostenibilidad e innovación”.


-¿Hay riesgo real de que Cepsa dé marcha atrás?
“Cepsa tiene que tener garantías de que las administraciones estamos dando pasos ciertos para que ellos puedan meterse en inversiones, y si las administraciones no dan esos pasos, se lo pensará. Si no ve avances ni interés por parte de las administraciones, en las que Gobierno y Cabildo son piezas fundamentales, no se qué podría pasar. El Ayuntamiento por sí solo no puede desarrollar el Santa Cruz Verde 2030. Necesitamos al Gobierno de España, pero, sobre todo, al de Canarias, Cabildo y Autoridad Portuaria; sin eso, no es factible. Quizás, durante este tiempo, el tema más importante lo ha hecho Cepsa, que ha presentado el plan de descontaminación, y ha dicho, de manera efectiva, algo que le está costando dinero, que se quiere ir a Granadilla, eso demuestra voluntad”.


-El Ayuntamiento anunció la conformación de un grupo de trabajo en el que también estarían Cabildo y Gobierno de Canarias, ¿han asistido a algunas de las reuniones?
“He tenido que pedirle al presidente del Gobierno de Canarias una reunión precisamente por cuestiones como esa. Le he explicado que ni el Cabildo ni el Gobierno de Canarias están asistiendo a esa reuniones, y me parece que hay que desbloquear esa situación. Le he pedido que lo tome de su mano para que eso ocurra”.


-¿Y cuál ha sido su respuesta?
“Para él es un proyecto estratégico, y es un proyecto importante, ya no solo para Santa Cruz, sino también para Canarias, y, francamente, creo que cuando se lo expliqué lo vio claro, como lo vieron claro en su día Fernando Clavijo y Carlos Alonso”.


-¿Y administrativamente hablando en qué punto exacto se encuentra el proyecto?
“Ahora mismo, en el tema medioambiental ya existe un proyecto de descontaminación que se ha trabajado conjuntamente con los técnicos del Gobierno de Canarias, pero ahora hace falta que eso avance desde el punto de vista administrativo para que se convierta en una realidad. En cuanto al desmantelamiento, está pendiente de que el Gobierno de Canarias y el de España lleguen a algún acuerdo rápido. Lo que está claro es que la voluntad política hay que traducirla en documentos, y hasta el día de hoy, no hay ninguno, y lo que reclamo es que se den pasos ciertos, que vayamos más rápidos”.


-¿Y qué le llega desde esas administraciones de las que reclama atención?
“Lo que no puedo admitir es que este proyecto se evalúe como si fuera un proyecto de ámbito menor. Tiene que ser considerado como algo único y aparte. No es un proyecto de unas siglas, ni de la ciudad, es de la Isla y de Canarias, porque no hay ninguno como este, tan gordo y grande desde el punto de vista del objetivo y de la dimensión de la parcela. Este es un proyecto del que no solo Santa Cruz se beneficia. Hablamos de que lo hagan las empresas locales, pero también supone atraer inversión, crear puestos de trabajo. Francamente, creo que hay que ponerle más interés, se lo he pedido al presidente y espero que desbloquee esa situación”.


-Hay otros temas en los que Ayuntamiento y Gobierno de Canarias también están implicados en el futuro de la ciudad, como el búnker para servicios de seguridad en el Suroeste. ¿Han tenido los mismos problemas de comunicación?
“En el Gobierno las cosas van por departamentos, de forma que hay unos en los que las reuniones y conversaciones son fluidas y buenas, y hay otros que no cuentan con el Ayuntamiento, y tampoco se les ve voluntad. En el caso concreto del búnker, sí que hubo reunión previa, y fue avanzado por Román Rodríguez. Además, hay un ofrecimiento por parte del Gobierno de incluir algún servicio de emergencia dentro de ese búnker. Un ofrecimiento que tiene sentido, porque si se va a construir y es tan grande, puede que haya espacio para el ámbito municipal que tanto tiene que decir en la gestión de emergencias”.


-¿Se va a aceptar ese ofrecimiento?
“Si me das a elegir entre un edifico nuevo hecho para temas de emergencias, y adaptar uno municipal, me quedo con la primera opción, así que, seguramente pondremos algún servicio de emergencia de los que tenemos, y eso es algo que nos lo ha ofertado el Gobierno”.


-Otro asunto común es la Ciudad de la Justicia o la parcela hotelera, por lo que se ha interesado el Gobierno…
“En lo referente a la Ciudad de la Justicia también hemos trabajado conjuntamente muy bien. Hemos tenido varias reuniones, y solo tengo que decir cosas buenas en la rapidez y lucidez con la que se han abordado los asuntos, tanto que ya se camina con un encargo a Gestur en la ordenación urbanística y que se va a incluir en el PGO. En cuanto a la parcela hotelera nuestra intención, a día de hoy, es venderla al Gobierno de Canarias para que construya un edificio de usos múltiples, porque el Múltiples I tiene los mismos problemas que tenía General Antequera, y qué duda cabe que si todos los edificios de servicio del Gobierno de Canarias los puede tener en la misma zona, es lógico que se busque la forma”.


-La colaboración del Gobierno de Canarias también es fundamental para recuperar, por fin, el Viera y Clavijo…
“En estos momentos se está redactando el proyecto técnico que estará antes de final de este año, y la financiación ya está en gran parte conseguida cuando firmamos el convenio con el Gobierno de Canarias, por lo que es otro asunto que avanza” .


-Santa Cruz debe mirar a Anaga para su futuro, pero ¿qué pasa con la movilidad?
“La capacidad de carga de los accesos a las playas y parajes naturales de Anaga tienen un límite. En primer lugar, cualquier medida que se tome por el Cabildo, ya que las carreteras son insulares, debe de tener en cuenta a los vecinos y pequeños empresarios de la zona, y luego debemos poner algún límite a los aparcamientos indiscriminados aprovechando el terreno, pero siendo consciente de que el número de aparcamientos no puede responder a la demanda de todos aquellos que quieren llegar en coche a la playa. El refuerzo del transporte público también es otra opción”.


-El futuro de la ciudad pasa por volver a la normalidad aún en pandemia. ¿Son las Fiestas de Mayo ese primer paso que se necesita?
“Las fiestas de mayo se disfrutarán con el recuerdo de lo que fueron y muy limitadas. Solo se realizarán algunos actos con un recinto cultural estable al aire libre, con aforo limitado, que ha llegado para mantener programación cultural mientras dure la pandemia. Debemos ser prudentes y solo haremos algunos actos. No haremos el Baile de Magos, tampoco la feria en el parque García Sanabria, pero sí en el Recinto Ferial con aforo limitado. Nos hemos adaptado para cumplir la normativa sanitaria que en muchos sitios se realiza y que significará un apoyo al mundo de la cultura. Lo más fácil hubiera sido no hacer nada, pero la vacunación es lo que nos determinará la nueva normalidad”.


-Habla de prudencia y de ir poco a poco, pero se ha mostrado muy crítico con que Tenerife siga en nivel 3 hasta el martes…
“Lo soy porque sorprende muchísimo que se mantenga el nivel 3 en Tenerife cuando llevamos tiempo con datos epidemiológicos de nivel 2 y la tendencia es descendente. Lamento esa decisión del Gobierno porque es otro golpe más para el sector de la hostelería con comedores cerrados en fechas significativas como el Día de la Madre o el Día de la Cruz (…). Incluso en nivel 2 y con la tendencia epidemiológica debería de haberse producido una bajada de algunas de la restricciones”.


-¿Y qué cree que pasará cuando se suprima el estado de alarma?
“Hace meses que el Gobierno planteó la voluntad de dotar a las comunidades autónomas de instrumentos jurídicos sin la necesidad de decretar un estado de alarma, pero no se hizo. Hubo un anuncio que quedó en eso, en un anuncio, por la incapacidad del Gobierno para realizar dichas modificaciones. Ahora, si se suprime el estado de alarma, hasta las terrazas exprés corren peligro, ya que su establecimiento iba vinculado a la existencia de ese estado”.

TE RECOMENDAMOS