santa cruz

La avenida de Venezuela empieza a ver la luz al final de la obra con su reapertura parcial al tráfico

Tal y como había anunciado el concejal de Distrito Salud-La Salle, Carlos Tarife, ya se puede circular por parte de la vía en la que se trabaja desde hace más de cinco meses

Las obras de la avenida de Venezuela van en tiempo y forma, tanto que ya, ayer, se abrió de forma parcial el tráfico cortado desde ya hace cinco meses por las mejoras que se han desarrollado en la zona. Además, también se ha recibido la obra también de forma parcial, según explicó ayer el concejal de distrito Salud La Salle, Carlos Tarife, quien acudió a la zona junto al Interventor municipal para certificar esa recepción. Tal y como detalló Tarife, “hoy hemos procedido a abrir el tramo que va entre Mencey Bencomo y Mencey Bentor, justo el que va desde la parte baja Deportes Salud hasta el Colegio Cervantes”. Con la apertura de este tramo y la recepción parcial, se ha procedido a la retirada de vallas y ya el tráfico de las calles perpendiculares a la avenida Venezuela puede desembocar en la avenida de nuevo.

El tramo que aún permanece cerrado entre las calles Mencey Imobac y Mencey Bencomo, que sigue en obras, según avanzó Tarife, “calculamos que en siete u ocho días también esté asfaltado y operativo, de forma que ya se podrá transitar por toda la avenida Venezuela”.

Desde la Asociación de Vecinos Ruymán, su presidenta Carmen Elena González, quiso recordar que estas obras fueron solicitadas por los vecinos en 2016, hace ya cinco años. “Entonces solicitamos que se procediera al reasfaltado de esta parte de la avenida y que se aprovechara para sustituir y reparar las redes de pluviales y de servicios. Es cierto que la responsable de la obra ha cumplido con lo que se comprometió, terminar en cinco o cinco meses y medio la intervención, pero en total han pasado más de cinco años, desde que las pedimos…”.
Explica la representante vecinal que están “contentos” porque la empresa ha cumplido con los plazos y parece que finalmente se podrá retomar la normalidad que se ha visto interrumpida. En cuanto a los comerciantes, señala González que “hemos hablado con ellos todo el rato y lo han pasado bastante mal. Además de la pandemia han tenido que vivir unas obras que han impedido que la gente se acercara a comprar, a pesar de que se intentó habilitar pasos peatonales, lo cierto es que había que caminar mucho más, y mucha gente dejó de venir”. “Ahora, con la reapertura parcial están algo más tranquilos, viendo que se han cumplido los plazos”. Aún así faltaría la obra correspondiente a la parte del entorno de la Iglesia de San Gerardo, que, como recordó González, “parte en la que nos han dicho que tardarían otros tres meses”, concluyó.

TE RECOMENDAMOS