superconfidencial

Yo cumplí

Me han vacunado. Me han puesto la Janssen, que es la más cómoda y dicen que la más eficaz para la variante grave de la enfermedad. Estaba comiendo en Los Limoneros, eran las cuatro y media de la tarde y me citaron para las seis en Los Realejos. Terminé de comer, dejé la perrita en el Puerto y tiré para la Casa del Emprendedor. Tardé veinte minutos en toda la operación. Llego, me registran, entro, me vuelven a registrar, una médico muy amable me hace unas preguntas, las contesto, me pincha –sin dolor— y espero quince minutos por si se produce reacción alérgica. Culminado el trámite, al coche y a mi casa. Leo que la efectividad de esa vacuna contra el covid es muy alta, aunque tendré que esperar unos días para creerme inmune, aunque inmunidad del todo ya sé que no hay y que debo observar con celo las normas de prevención. El trato en el Servicio Canario de Salud, excelente. Hasta el momento, y toco madera, ninguna molestia posterior; pero ninguna. Sólo una señal leve del pinchazo en el brazo izquierdo. Si hubiese sido zurdo me habrían pinchado en el derecho. Como tenía cierta prisa, y como ocurre siempre, para no llegar tarde a la cita, me encontré en la carretera a todos los pejigueras que habían salido esa tarde con sus vehículos y cogí en rojo todos los semáforos. Pero aun así llegué a tiempo. Aquello estaba bastante despejado y me llamó la atención la exquisita amabilidad de la recepcionista, la médico y las enfermeras. Todas chicas, luego estaba en buenas manos. Salí de allí muy contento de haber resuelto el trámite y de quitarme de encima un problema. Parece que el ritmo de vacunación ha aumentado. Yo no tendré que recibir más dosis. Ni cefalea, ni fatiga, ni náuseas, que son los síntomas más comunes tras la administración. Yo cumplí.

TE RECOMENDAMOS