superconfidencial

A ver, ¿quién es el tipo que cuenta?

Es imposible de creer el número de casos de COVID-19 que se registra en Tenerife y el detectado en Gran Canaria

Es imposible de creer el número de casos de COVID-19 que se registra en Tenerife y el detectado en Gran Canaria. O aquí se hacen más test y se descubren más o mejor los síntomas, o allí no saben contar, o cuentan a la baja. Pero con una población similar, yo no me creo las cifras oficiales, a no ser que en Tenerife exista una máquina contaminadora. La Isla tinerfeña está sufriendo un daño terrible con el cambio de nivel de alerta e insisto que la incidencia real no puede ser tan notable, a no ser que exista un foco no detectado, una especie de factoría de contagios. Que la autoridad sanitaria, por cierto radicada en Gran Canaria (como los ocupantes de casi todas las consejerías), averigüen de verdad qué es lo que está pasando porque el daño que se hace a Tenerife es tremendo, sobre todo en el sector de la hostelería, que ha tenido que volver a tomar medidas excepcionales, debido al cambio de nivel. Yo las cifras oficiales no me las acabo de creer, ni los motivos expuestos por la autoridad sanitaria. Que en Tenerife hay más población joven es una pamplina; que el nivel de inconsciencia de la juventud de esta Isla es superior al de la juventud de Gran Canaria me parece una falacia. Lo cierto es que la pandemia no baja y, si no baja, la Gran Bretaña no nos enviará turistas. Peligra el verano turístico y ahora se detecta un nuevo riesgo: los viajes de estudiantes, en cuyo ámbito la COVID-19 se multiplica. Es necesario tomar las medidas adecuadas para evitar los contagios, por supuesto, pero también que se aprenda a contar y a baremar la situación. ¿Se realizan más PCR en Tenerife que en Gran Canaria? ¿Dónde radica realmente el problema de la gran diferencia de contagios entre una isla mayor y otra, con población parecida?

TE RECOMENDAMOS