despuÉs del paréntesis

El indulto

Cuál es la clave del indulto a los presos catalanes del procés? Una respuesta parece arrimarse a la pregunta, conforme lo que la derecha de España propaga: el indulto previsto no responde a un derecho constitucional al que un gobierno consecuente accede en respeto del reo al que semejante condición protege. Los ejemplos sancionan: el general Alfonso Armada, José Barrionuevo, Rafael Vera, Alfredo Sáenz… Y es que lo que la tal derecha repite es lo que pretenden convertir en sentencia: el dicho indulto es condición de Pedro Sánchez porque sin él no podría gobernar, etc., etc.
La historia, sin embargo, confirma otra cosa a revelar. Punto primero: Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull… no son “presos políticos” como señalan; todos ellos cometieron delito capital contra el Estado y por eso están en la cárcel. Cabría aleccionar a los que niegan ese proceder. ¿Qué hubiera ocurrido en EE.UU. o en Alemania si un Estado de la Unión o un länder hubiera procedido del modo en que procedieron los catalanes? EE.UU. y Alemania no son sospechosos en democracia ni en la aplicación fidedigna de sus leyes, como en España. Punto dos: el procés existe. ¿Qué significa políticamente para España? Lo que el beatífico Mariano Rajoy ideó en su momento en contra (¡en contra!) de Cataluña. Y esa fue la respuesta de los catalanes por semejante manejo de España, lo que arruinó un acuerdo constitucional, parlamentario (del Estado y de Cataluña) y un referéndum. Desde entonces el independentismo más o menos residual se convirtió en la fuerza predominante allí, y desde entonces la unión del país queda contradicha.
¿Por qué? El lastre de la derecha de aquí: no hacer política sobre según y qué y tampoco respetar los principios de la política. Esa es la cuestión. El indulto que viene no es asunto de ellos; al contrario, lo utilizan. Y otra cosa: independentistas, es decir, atentan contra su condición de Estado y como atentan en contra de su condición de Estado el indulto no cabe, como no cabe que hagan política ERC o Bildu. En este punto la caterva: la España de la imposición unilateral, aquello que Franco cantó y Vox repite, “una, grande y libre”, frente a la España de la convergencia. Ese es el punto, PP junto a Vox en pro de una concepción invalidada e inverosímil de país; ello contra lo que el país es: la diferencia que se comparte.
Y eso queda, la España de la reserva, del sojuzgamiento y del centralismo frente a la España federal del porvenir. ¿A qué apostamos?

TE RECOMENDAMOS