mujeres influyentes

Loli Íñiguez: “En el arte se encuentran las respuestas que no se hallan en ningún otro sitio”

Ahora está jubilada, pero a sus alumnos de la Facultad de Bellas Artes de la ULL siempre les aconsejaba que fueran ellos mismos y no se falsearan.

La pasión por la pintura de Loli Íñiguez empezó desde muy niña, dibujando colorines. Reconoce que la vida de una artista es difícil, pero aún así afirma que “vale la pena”. Ahora está jubilada, pero a sus alumnos de la Facultad de Bellas Artes de la ULL siempre les aconsejaba que fueran ellos mismos y no se falsearan.


-¿Cómo comenzó su afición por la pintura?
“Desde niña dibujando colorines. Después continué haciendo hadas, princesas, hojas y bosques hasta llegar a los retratos. Me metí en un preparatorio de ingreso a Bellas Artes mientras estudiaba Magisterio. Cuando acabé en seguida me salió trabajo. La verdad es que todo fue muy rápido. Me casé muy joven, cuando estaba estudiando, y me quedé embarazada, pero me dio tiempo de acabar la reválida y empezar a dar clases. Al principio no quería trabajar, pero mi marido, con solo 26 años, tuvo una enfermedad muy grave y la verdad es que fue en ese momento cuando me planteé trabajar por lo que pudiera pasar. En mi vida nunca he planeado nada. Siempre me he dejado llevar”.


-¿Fue complicado dedicarse al arte en un momento donde los hombres dominaban ese mundo?
“Bueno, es verdad que es un mundo muy machista, pero yo, en aquel momento, no era consciente porque tenía mucho entusiasmo. Recuerdo que un crítico de arte muy conocido me dijo una vez: ‘la mujer no tiene nada que hacer en el arte y llamándote así menos’, pero si le digo la verdad, ni me ofendí”.


-Usted fue profesora de la ULL, ¿hay talento en Canarias?
“Hay mucho talento, tanto en la creación de obras como en la ilustración, lo que falla bajo mi punto de vista es el profesorado, que muchas veces desanima. Hay mucha ficción y teatro sobre lo que se lleva o lo que no y cómo se tienen que vender los artistas. Al final, los chicos se falsean por venderse y se desaniman. Hay modas como las que dicen que hay que pintar con la izquierda para pintar mal, pero eso al final es una farsa. La realidad es que en Canarias no hay mercado para el arte”.


-¿Hay jóvenes que prometen y que rehúsan estudiar Bellas Artes porque es una profesión sin salidas?
“Bueno, como muchas otras, pero hay multitud de oportunidades ahora en el mundo de la ilustración y la animación. Es cierto que alguien que tenga dinero para comprar una obra de arte lo hará en París, Madrid o Barcelona, pero mire, yo utilizo el arte para encontrar respuestas a la vida. En el arte uno encuentra las respuesta que no encuentra en ninguna otra parte”.


-¿Está devaluado?
“Mire, he viajado mucho y he estado mucho tiempo en París, porque mi hija vivió allí ,y es cierto que la gente tiene mucha cultura de galerías y visitar museos. Aquí no tanto, pero en Europa hay más cultura. No tanto del arte actual como del que se hacía a mediados de siglo”.


-¿Qué consejo le daría a los jóvenes que quieren dedicarse al arte?
“Siempre les he dicho que hagan aquello en lo que creen y que no se falseen porque la única manera de llegar a alguna parte es ser uno mismo porque eso será ser exclusivo y le llevará al éxito”.

TE RECOMENDAMOS