marcas

Marsella, una ciudad mediterránea conquistada por la cultura y el patrimonio

Marsella es la segunda ciudad más poblada de Francia. Su puerto comercial es el más importante del Mediterráneo, y su historia se cuenta a través de su rico patrimonio natural y cultural. A partir de julio, un poco más cerca del Archipiélago con el vuelo directo que operará Binter
El Parque Natural de Calanques está bañado por aguas cristalinas. OTCM
El Parque Natural de Calanques está bañado por aguas cristalinas. OTCM

La naturaleza cobra protagonismo en la costa de Marsella, donde la ciudad se encuentra con el mar. Una vez que el visitante pone un pie en la ciudad queda atrapado por acantilados de piedra caliza, playas de guijarros, arena fina y un agua turquesa cristalina.

Este paraíso en miniatura acoge el mayor parque nacional periurbano de Europa, el Parque Nacional de Calanques. Un paraje que permite disfrutar a los apasionados del senderismo, a aquellos que quieren probar los deportes acuáticos o, simplemente, a los que buscan un rato de sol y playa.

La flora submarina también es uno de los grandes atractivos naturales de esta zona. Las aguas transparentes permiten ver con claridad este jardín subacuático dominado por la posidonia y habitado por pulpos, anémonas, besugos o salmonetes. Un entorno privilegiado e ideal para conocer y explorar el fondo marino nadando o practicando el buceo de superficie o esnórquel.

Las Islas del Frioul, un archipiélago de leyenda

Pomègue, Ratonneau, Tiboulen e If son cuatro pequeñas islas que, frente a la costa de Marsella, forman el Archipiélago de Frioul. Un entorno natural caracterizado por un clima seco, una vegetación endémica adaptada y aves marinas, como la gaviota, que conquistan el territorio.

En la Isla de If existe una fortaleza que fue construida por orden del rey Francisco I y que, pronto, se convirtió en una prisión. Precisamente en esta cárcel transcurre parte de la novela de Alejandro Dumas, ‘El Conde de Montecristo’.

La Fortaleza de If, escenario de ‘El Conde de Montecristo’. OTCM
La Fortaleza de If, escenario de ‘El Conde de Montecristo’. OTCM

El Puerto Viejo de Marsella, el origen de la ciudad

Cuenta la leyenda que la ciudad de Marsella nació alrededor del Puerto Viejo. Desde el siglo XVI este puerto era el centro de la vida marsellesa, por lo que varios edificios significativos se instalaron en esta zona, como el Hotel de Cabre y la Mansión Diamantée.

Precisamente, esta relación con el mar también ha marcado en gran medida su gastronomía. Una visita a la ciudad conlleva degustar uno de los platos típicos de la zona, su famosa bouillabaisse. Es una sopa de pescados del Mediterráneo que se cuecen enteros en la cazuela, con papas y tomate. Un plato muy sabroso que se sirve en muchos de los restaurantes de la zona con vistas al mar.

La bouillabaisse es uno de los platos más típicos de la gastronomía. OTCM
La bouillabaisse es uno de los platos más típicos de la gastronomía. OTCM

Vuelos sin escalas y con el mejor servicio

Gracias a la conexión que ofrece la aerolínea canaria Binter, a partir de julio será posible viajar a Marsella, en vuelo directo, los viernes desde Gran Canaria. No obstante, la compañía facilita el salto interinsular sin coste en los vuelos en conexión, por lo que hay facilidades para viajar desde cualquier isla.

Los pasajeros de esta nueva ruta disfrutarán de las ventajas diferenciales del producto que ofrece Binter: el confort de sus nuevos aviones Embraer E195-E2 -el reactor de pasillo único más silencioso, limpio y eficiente de su clase, con una configuración que permite más espacio entre filas y la comodidad de no tener asiento de en medio-, a lo que se suma un servicio a bordo de alta gama, con amplias prestaciones para todos los pasajeros que incluye un catering de cortesía durante el trayecto.

Puedes consultar más información turística de Marsella en el portal web www.marseille-tourisme.com

TE RECOMENDAMOS