superconfidencial

Moreno

Ahora, el delincuente nacional del entretenimiento es José Luis Moreno. Hace unas semanas, la protagonista de los programas basura era Rociíto, pero su caso ha decaído. José Luis Moreno no puede ir a la cárcel, por dos motivos: Uno, ¿desde cuándo es delito no pagar un crédito? Estaría más de media España entalegada. Son los […]

Ahora, el delincuente nacional del entretenimiento es José Luis Moreno. Hace unas semanas, la protagonista de los programas basura era Rociíto, pero su caso ha decaído. José Luis Moreno no puede ir a la cárcel, por dos motivos: Uno, ¿desde cuándo es delito no pagar un crédito? Estaría más de media España entalegada. Son los que conceden el crédito los que tienen que exigir garantías suficientes al peticionario; digo yo. Dos, si sus créditos bancarios están avalados por el cuervo Rockefeller, yo no he visto jamás que ningún Rockefeller sea insolvente. España necesita leña para que arda y así distraer la atención de lo importante. Son técnicas de moro, aplicadas a nuestro país. Hassan II, cada vez que tenía una crisis interna, reclamaba Ceuta y Melilla; y si la crisis era muy gorda incluía a las Canarias en el paquete. El año próximo, si se celebraran o celebrasen carnavales -que Dios no lo permita-, yo me visto del comisario Villarejo. Disfraz muy barato: una cachucha y una carpeta tapándome el careto. Si vamos a ser hortera, vamos a serlo del todo. Moreno pagará la fianza (considerablemente disminuida por el juez, supongo, con relación a lo que pide la Dolores) y ya no se volverá a hablar de él en un tiempo. Se le han echado encima todos, desde el gañán que invitó a su casa con aviesas intenciones sexuales a la actriz de medio pelo que contrató y no le pagó. Hay que joder al prójimo: ocurrió con Plácido Domingo, pasó con Mario Conde, etcétera. Y Tele 5 ingresando dinero por Sálvame, cuna del mariconeo universal. Bravo por España, el más mortecino país de Europa. Y todavía escucho a gente que se siente orgullosa de ser español, con esta banda de cretinos dirigiendo el país. Yo espero que Rockefeller tire de cartera y al grito de ¡toma Moreno! solucione este desaguisado mediático que nos asola.