política

Noemí Santana: “El feminismo está haciendo mucho bien; una sociedad más justa e igualitaria”

Consejera de Derechos Sociales e Igualdad del Gobierno de Canarias
Noemí Santana, consejera de Derechos Sociales e Igualdad del Gobierno de Canarias. DA

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas (ADE) por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC). Formó parte del colectivo estudiantil Asamblea de Estudiantes, así como del colectivo ecologista Échale Mojo y la Asamblea Popular de Gran Canaria. Desde junio de 2019 forma parte del Gobierno de Canarias tras el denominado pacto de las flores, asumiendo la Consejería de Derechos Sociales. Desde junio de este año, se incorporó a la Secretaría de Derechos Sociales en la ejecutiva nacional de Podemos, tras la marcha de su líder Pablo Iglesias.


-Siempre ha estado vinculada a movimientos sociales. ¿Cuándo decidió dar el salto a la política activa?
“Pues la verdad es que lo he vivido desde pequeña. Mi familia es políticamente muy activa en movimientos siempre vinculados a la izquierda, así que, como le digo, lo he vivido desde pequeña. Pero es cuando entro en la Universidad y a través del profesor Marino Alduán cuando empiezo a acercarme a la política de partido e institucional y entro en Nueva Canarias, pero sin abandonar mi activismo. Fue al albur del 15-M cuando decido abandonar el partido y seguir en otros movimientos activistas hasta que a finales de 2014 ya entré en Podemos ostentando un cargo público”.


-Estuvo en los inicios de Podemos. ¿Qué queda de ese movimiento que ilusionó a tanta gente?
“Los valores y los ideales los seguimos manteniendo, pero es cierto que la institucionalización del partido al ocupar puestos en la Administración ha hecho que un partido de la calle se tenga que adaptar”.


-Fue madre durante uno de los momentos de cambio político más importantes de Canarias después de más de 30 años de un gobierno nacionalista. Es casi un ejemplo de que la maternidad no está reñida con la asunción de puestos de responsabilidad.
“Es que cuando existe una relación de corresponsabilidad y las parejas son conscientes de que los niños son de los dos, no tiene por qué existir ningún problema. Yo me siento en ese sentido muy afortunada con mi pareja y, como digo yo, con la tribu que son mis familiares”.


-¿Le deja tiempo la familia para disfrutar de momentos de ocio? Supongo que habrá tenido que hacer sacrificios y concesiones.
“Claro, he hecho muchos sacrificios personales, pero intento aprovechar al máximo el tiempo que tengo. Aún así no me arrepiento. Estamos participando en un cambio importante para Canarias y estoy muy satisfecha, pero le digo una cosa: tengo claro que se trata de una etapa de mi vida en la que me estoy dejando la piel, pero que sé que tiene un tiempo limitado. Cuando considere que mi trabajo en la política activa se ha acabado, me marcharé sin problema y eso no significa que no pueda hacer cosas desde fuera de la política activa”.


-Defiende el movimiento feminista de forma activa, ¿cree que en los últimos años se ha radicalizado?
“Mire, hay a quien le duele el protagonismo que está teniendo el movimiento feminista. Desde el año 2017 hay olas violetas que han hecho que se pongan en cuestión muchos postulados y hay gente que esto le duele. El feminismo está haciendo mucho bien y esta haciendo una sociedad más igualitaria, más diversa, y mucho mejor, pero como todos los movimientos, genera rechazos”.

TE RECOMENDAMOS