sociedad

La Fundación Oliver Mayor contra la Fibrosis Quística se suma al Anillo Insular de Políticas Sociales

La entidad se incorpora a la red especializada de atención dependiente del IASS y cuenta con su apoyo para un servicio de atención psicosocial para promover la inclusión social del colectivo

La Fundación Canaria Oliver Mayor contra la Fibrosis Quística se ha incorporado este año al Anillo Insular de Políticas Sociales con un servicio de atención psicosocial para promover la inclusión social del colectivo, lo que redundará en la mejora de la calidad de vida de estas personas y de sus familias. Con esta incorporación son ya 37 las entidades sociales de Tenerife que se integran en esta red de atención social especializada, distribuidas por todo el territorio insular.

Desde la entidad valoran que “el hecho de estar integrada en el Anillo insular supone una mayor garantía y seguridad para poder mantener y ampliar nuestro servicio especializado y de asesoramiento a las personas con fibrosis quística y a sus familias”; y destaca que son “el único especializado en Canarias para la atención específico a las personas que padecen esta enfermedad”.

El objetivo de la colaboración que mantiene el Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS) con esta fundación es favorecer la labor que realizan y colaborar en sus acciones de orientación y asesoramiento, apoyo para la accesibilidad a los recursos del ámbito sanitario, social, laboral y educativo, así como programas de sensibilización y prevención de la exclusión social, junto con la colaboración de profesionales especializados en psicología y el trabajo social.

Los objetivos planteados serán los de acercar a las personas con fibrosis quística u otra patología respiratoria y sus familias, el apoyo que requieran a través de los servicios que la Fundación pone a su disposición; así como visibilizar e informar a la población, principalmente de los contextos educativos y sociosanitarios, acerca de estas enfermedades, como medida preventiva ante una posible exclusión social y para favorecer su integración y su bienestar.

El pasado 8 de septiembre se conmemoró el Día Mundial de la Fibrosis Quística con el fin de dar a conocer la situación de las personas con esta enfermedad en todo el mundo y mejorar su calidad de vida para evitar desigualdades en el tratamiento.

La fibrosis quística es una de las enfermedades genéticas graves más frecuentes y se estima una incidencia en España en torno a uno de cada 5.000 nacimientos. Es una enfermedad crónica de origen genético que afecta a diferentes órganos, sobre todo, pulmones y páncreas.