sociedad

Las 10 claves para dormir con tu tatuaje recién hecho

Estos son los errores más comunes al dormir con un tatuaje recién hecho
Las 10 claves para dormir con tu tatuaje recién hecho

Por Ada Funes

En España, según las últimas estimaciones realizadas por la Academia Española de Dermatología, uno de cada tres españoles de entre 18 y 35 años, tiene un tatuaje. Tatuarse es una decisión que no puede tomarse a la ligera, por lo tanto, y por lo que ello implica, debes cuidarlo como es debido. De este modo, no sufrirás daños ni en la piel ni en el diseño. Seguro que te estarás preguntando cómo dormir con tu tatuaje recién hecho, y es que es fundamental seguir unas pautas para evitar dañar la zona tatuada.

  1. No compartas la cama. Es muy recomendable que duermas solo para reducir las posibilidades de infección por un roce o golpe involuntario.
  2. Cuida que la tela no se pegue al tatuaje. Si esto sucede, evita arrancarla en seco, es bastante doloroso y se puede estropear el tatuaje.
  3. Cuidado con las posiciones para dormir. Si lo tienes en la parte delantera del cuerpo, debes dormir boca arriba utilizando una almohada cómoda para evitar moverte cuando estés durmiendo. Si el tatuaje está situado en la espalda o en una zona horizontal, puedes dormir de lado o boca abajo, y podrás colocar almohadas delante y detrás teniendo cuidado con el lugar donde tengas el tatuaje.
  4. Duerme con cuñas. Las hay de diferentes tipos y tamaños adaptados a cada zona del cuerpo, y ayudan a mantener la misma posición durante toda la noche.
  5. Usa ropa vieja para dormir. Te aconsejamos que evites ponerte prendas y ropa de cama de colores claros o que tengan un valor especial para ti.
  6. Usa ropa limpia de cama. Nuestra recomendación es que las cambies todos los días, así como las toallas en caso de utilizarlas para prevenir que cualquier bacteria entre en contacto con la herida, evitando así que se infecte.
  7. Papel protector para la primera noche sí o no. Es importante que tu tatuador deje claro qué hacer con el parche de curación o el papel film con el que saldrás del centro de tatuajes. Pregúntale si debes quitarlo o dejarlo puesto, al menos, durante la primera noche.
  8. Duerme con el tatuaje envuelto. Este es uno de los errores comunes al dormir con un tatuaje recién hecho así que, ante la duda, consulta a tu tatuador.
  9. Mantén el tatuaje al aire libre. Mientras esté al aire libre, ten cuidado de que nada lo toque, así que evita roces e irritaciones que podrían perjudicar la piel y el diseño.
  10. No duermas fuera de casa después de hacerte un tatuaje. El último consejo que te damos a la hora de dormir con tu tatuaje recién hecho es que no duermas fuera de casa. Así podrás asegurarte de utilizar ropa de cama limpia, y te sentirás mucho más cómodo en tu propia cama.

TE RECOMENDAMOS