Sociedad

Los migrantes llegados a Canarias en patera este año son más del doble que en 2020

A 15 de septiembre, los supervivientes que arribaron a las Islas en 2021 sumaron 11.160, lo que supone 5.970 más que el año pasado; ayer fueron rescatados más de 300, a la espera de la temporada de calmas

Migrantes llegados a Canarias, ayer en Lanzarote./ Lancelot Digital

Se avecina otro desastre humanitario en las Islas a cuenta de la migración irregular. Si el año pasado, a estas alturas, ni los más escépticos negaban la reactivación de la llamada ruta canaria de las pateras, los datos facilitados ayer por el Ministerio del Interior en su entrega estadística quincenal no dejan lugar a dudas, por cuanto los supervivientes que han logrado arribar a las costas del Archipiélago por tan peligrosa vía en lo que va de año (a 15 de septiembre) superan de largo el doble de lo registrado durante el mismo periodo en 2020.

Así, Interior desveló ayer que un total de 22.564 migrantes han llegado en España por mar de manera irregular en lo que va de año, de los que la mitad (11.060) lo hicieron a Canarias, lo que supone, como se ha dicho, un aumento del 117,3% respecto al mismo periodo del año anterior, según el último balance quincenal del Ministerio del Interior.

Además, desde el 1 de enero hasta el 14 de septiembre de este año, otras 1.513 personas han entrado a España por Ceuta y Melilla, aunque estas cifras siguen sin registrar las llegadas a Ceuta entre el 17 y el 18 de mayo, estimadas en cerca de 10.000 inmigrantes.

La llegada a las costas españolas de 22.564 personas en 1.384 embarcaciones supone un incremento del 57,5 % respecto al mismo periodo que en 2020, cuando arribaron 14.327 en 937 pateras. A las costas canarias lo hicieron 11.060 personas (en 288 pateras), 5.970 más que el año pasado cuando arribaron en 181 barquillas.

La afluencia de inmigrantes por mar a la Península y Baleares también ha crecido: un 18,6% más que hace un año, con un total de 10.701 personas, 1.680 más en 2020.
Lo peor es que, como ha denunciado la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), los fallecidos y/o desaparecidos en esta ruta este año ascienden ya a un total de 785 vidas perdidas, de las que 379 corresponden al pasado mes de agosto. La ONG Caminando Fronteras amplía dicha cifra a los 2.000 fallecimientos.

Todo ello mientras la llegada de pateras no falta a su cita diaria con el Archipiélago. Si hace unos días se registraba la mayor afluencia del año con cerca de 400 migrantes en apenas 24 horas, ayer sumaron más de 300 los supervivientes que han logrado tocar tierra en las Islas.

Dos nuevos rescates de pateras en curso al sur de Gran Canaria elevaron anoche a elevar el balance de inmigrantes llegados a las islas ayer a 308, entre ellos 51 mujeres y quince niños, según datos facilitados a Efe por Salvamento Marítimo, el 1-1-2 de Canarias y la Cruz Roja.

A última hora, la Guardamar Talía condujo al puerto de Arguineguín a los 87 ocupantes de dos pateras detectadas por el avión Sasemar 103 y por un barco del Servicio de Vigilancia Aduanera 130 y 80 kilómetros al sur de Gran Canaria.

La primera de esas barquillas transportaba a 28 inmigrantes magrebíes (27 varones y una mujer) y en la otra viajaban 59 personas de origen subsahariano (23 varones, 26 mujeres y 10 niños)

La jornada comenzó con el rescate de casi 200 personas en cuatro embarcaciones durante la madrugada, dos lanchas neumáticas al sur de Lanzarote con 86 personas (60 varones, 21 mujeres, tres niños y dos bebés, todos subsaharianos) y dos pateras con 102 personas al sur de Gran Canaria (99 varones y tres mujeres, magrebíes).

Poco después, pasadas las 9.00, la Salvamar Macondo auxiliaba a los 33 ocupantes de otra barca detectada a 22 kilómetros al sur de Gran Canaria, todos varones magrebíes..

En los últimos tres días se ha apreciado un importante repunte, con la llegada de 917 personas en 25 embarcaciones: 392 el martes (la cifra más alta en un solo día en lo que va de año), 225 el miércoles y 308 hoy jueves.

Las Islas insisten en el reparto de los menores no acompañados

El viceconsejero de Presidencia del Gobierno de Canarias, Antonio Olivera, dijo ayer que es “esperable” que siga aumentando la llegada de migrantes a Canarias en otoño debido a las buenas condiciones del mar y, por ello, ha insistido en que el Estado debe articular un acuerdo para la distribución de menores no acompañados.

En una rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno, Olivera dijo que, en el caso de los adultos, las Islas están “más preparadas” que el año pasado, porque hay recursos de acogida y los protocolos se aplican de “forma ágil”, por lo que se evita que se produzcan “anteriores episodios”, como el hacinamiento en el muelle de Arguineguín.

En cuanto a los menores, el referido viceconsejero apuntó que la actual normativa que encarga la tutela a las comunidades autónomas no es válida en este caso, dado que las Islas se encargan de más de 2.500, a quienes tiene que procurar “los cuidados que se merecen”. Por ello, señaló que hay negociaciones abiertas entre ambos gobiernos para “compartir de forma solidaria” la atención de los menores.