sociedad

Una turista que sufre un tumor cuenta el horror que vivió en Tenerife tras ser estafada

Pagó por un hotel de cuatro estrellas y cuando llegó a la Isla se vio en un complejo abandonado y sin dinero
Las vacaciones de ensueño de Sue Connor se convirtieron en una pesadilla. THE MIRROR

Una mujer que sufría de un tumor cerebral ha pasado una semana “de horror” en Tenerife después de que, según denuncia en el periódico británico THE MIRROR, llegara a su hotel y descubriera que estaba “abandonado” y tapiado desde hacía mucho tiempo.

La afectada se llama Sue Connor y viajó a Tenerife pensando que viviría una semana de relajación después de haber sufrido recientemente una hemorragia en el cerebro y recibir un diagnóstico que le cambió la vida.

De hecho, como temía que el tumor diagnosticado pronto pudiera privarla de la vista, como le había advertido un médico, la mujer londinense quería un poco de sol, mar y arena antes de dirigirse a casa para recibir tratamiento.

La anhelada escapada a las Islas Canarias de la mujer de 42 años pronto se convirtió en una pesadilla cuando llegó al hotel y descubrió que estaba tapiado y desierto.

Después de discutir con su compañera de viaje, Sue se vio obligada a gastar casi todo su dinero en efectivo en un apartamento a 30 minutos en autobús del centro turístico. Tras ese gasto, solo le quedaron 20 euros (17 libras esterlinas) en efectivo.

Connor pasó una semana terrible en el interior del nuevo hotel que alquiló, horas y días que se pasó viendo la televisión antes de volar de regreso al Reino Unido, donde ahora está luchando por entender por qué la compañía de viajes Teletext Holidays la envió a un hotel que ha estado cerrado durante mucho tiempo.

“Tuve una hemorragia cerebral y un tumor, así que quería ir de vacaciones”, dijo Sue a The Mirror.

“Reservamos un alojamiento de 4 * con todo en el lugar, pero cuando llegamos, el hotel estaba completamente cerrado y parecía en obras. Cables vivos colgaban de las paredes y todos los apartamentos estaban destrozados. La recepción estaba llena de cocinas viejas y había papeles alrededor de la piscina. No tenía adónde ir en un país completamente diferente a las 6:00 pm. Estaba completamente desorientada con un tumor cerebral y sin ningún tipo de acomodación”, relata la afectada.

TE RECOMENDAMOS