La columna de Churchill

El demonio se escondía debajo de la sotana

La Iglesia Católica francesa reconoce que, bajo sus faldas, más de 330.000 menores sufrieron el azote de la pederastia

Solo España e Italia siguen sin cuantificar el alcance de la pederastia en su iglesia, DA

“…los que tiene enfrente son sus adversarios; los enemigos los tiene aquí, en su propio partido”

Winston Churchill

Como antes hicieron sus colegas en países como EE.UU., Irlanda, Alemania o Canadá, la Iglesia católica de Francia ha decidido actuar conforme a las creencias que divulga y se ha sometido a una comisión independiente para desvelar hasta qué punto bajo sus sotanas se escondieron demonios tan terribles como los de la pederastia, y lo cierto es que los resultados son parecidos a los del resto de países, sin que por ello dejen de ser terribles: desde 1950, unos 216.000 menores sufrieron abusos sexuales a manos de sacerdotes o religiosos de la Iglesia francesa, cifra que asciende a 330.000 si se suman los realizados por laicos en misión de la Iglesia.

Solo faltan España e Italia

Mientras el papa Francisco, a la par que elogia a las víctimas por denunciar, se suma al “gran dolor” expresado por los jerarcas de la Iglesia gala, quienes impulsaron dicha investigación, España e Italia siguen siendo los únicos países de su entorno que mantienen la callada como respuesta.

¿Será que sus cifras al respecto son peores aún?