Economía

Se activa la lista de reserva de los bonos turísticos y entran 8.000 beneficiarios más

Los nuevos ganadores tienen hasta el 31 de octubre para activar sus tarjetas y disfrutar de un saldo de 200 euros para gastar

Imagen de pasajeros en el Aeropuerto de Tenerife Sur. | Fran Pallero

La Consejería de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, a través de la empresa pública Promotur Turismo de Islas Canarias, ha activado la lista de reserva de los Bonos Turísticos Somos Afortunados, lo que beneficiará a 8.000 nuevos ganadores. Los beneficiarios tendrán hasta el próximo 31 de octubre para activar sus tarjetas y disfrutar de un saldo de 200 euros para gastar en las Islas, tanto en alojamiento como en agencias de viaje, hasta el 15 de diciembre de este año.


En solo dos meses desde que se pusiera en marcha la campaña, Turismo de Canarias ha emitido más de 42.000 de las 50.000 tarjetas del bono turístico, de las que 34.848 ya se han activado, casi un 70% del global. Hasta el momento, el número de establecimientos adheridos es de 1.182, de los que 233 son agencias de viajes y el resto alojamientos hoteleros y extrahoteleros. Por tipos de tarjeta, se han activado unas 13.500 para consumo directo en alojamientos y más de 20.500 tarjetas a través de agencias de viajes.


En el caso de la agencias, el Ejecutivo autonómico prevé que este porcentaje se incremente “aún más” a partir de este mes, puesto que se flexibilizarán las condiciones del bono y solo se exigirá contratar una estancia mínima de dos noches en un establecimiento turístico de las Islas entre octubre y diciembre, mientras que en verano la exigencia era un mínimo de cuatro pernoctaciones.


La consejera de Turismo, Yaiza Castilla, asegura que gracias “a esta fuerte apuesta por fomentar el turismo interno”, se han puesto en circulación más de 9,5 millones de euros en el sector, “de los que más de 4,3 millones han sido ya consumidos en apenas dos meses”. “Este programa nos ha permitido generar durante agosto y septiembre una considerable actividad económica en torno a los establecimientos turísticos reglados de las ocho islas y a las agencias de viajes con sede en Canarias”, dijo Castilla, que, además, insistió en la necesidad de impulsar el turismo interior. “Puede tener un mayor recorrido si logramos una mayor presencia cuantitativa de los residentes en los establecimientos turísticos del archipiélago, un incremento de la estancia media o una mayor desestacionalización en el consumo turístico interno de los canarios y canarias”, asegura la consejera.


Por su parte, el director gerente de Promotur Turismo de Islas Canarias, José Juan Lorenzo, consideró que haber logrado el 70% de activación en solo dos de los cinco meses de duración de la campaña es una cifra “exitosa”, que, asimismo, se verá incrementada en breve. Actualmente, se han consumido más de 4,3 millones de euros de los 9,5 millones puestos en circulación, mientras que los otros 4,7 millones restantes “se prevé que se consuman en breve espacio de tiempo, ya que las tarjetas ya han sido activadas y recargadas, lo que indica un consumo próximo”, explicó Lorenzo.

Los ‘puentes’


Esto se debe, sobre todo, a la proximidad de dos puentes importantes, el del Pilar y el de Todos los Santos, en noviembre. De hecho, según el portal Weekendesk, las reservas para este primer puente, el del Pilar, han aumentado un 14% con respecto al mismo periodo de 2019. Las previsiones apuntan a que este será uno de los puentes con mayor volumen de reservas de este año, en el que, además, se comenzará a notar cambios importantes, como el aumento de la estancia media. Igualmente, las escapadas de tres noches acaparan el 31% de los planes. La mayoría partirá el sábado previo a la festividad y se quedará hasta el último día.
La directora de operaciones de Weekendesk, Brigitte Hidalgo, ha afirmado que la clave del aumento de reservas se debe a la posibilidad de viajar con más libertad y sin restricciones, así como a las medidas adoptadas por los establecimientos para garantizar una mayor seguridad a los visitantes. Algo que sin duda ayudará al sector, no solo para estos puentes, sino también de cara al próximo invierno, la temporada alta en el Archipiélago.