la palma

El tremor del volcán repunta y no se espera que la erupción termine a corto plazo

Sin embargo, parámetros como la sismicidad, la deformación del suelo y la emisión de dióxido de azufre van en descenso
La lava encuentra su salida al mar y no se descarta una nueva fajana. EP
La lava encuentra su salida al mar y no se descarta una nueva fajana. EP

La energía del sistema eruptivo del volcán de La Palma sigue mostrando una tendencia descendente en los últimos días, aunque no terminará a corto plazo, ha avisado este martes la portavoz del comité científico del Plan de Emergencia Volcánica de Canarias (Pevolca), María José Blanco.

Blanco ha indicado en rueda de prensa que hay una disminución de todos los parámetros, sobre todo la sismicidad, la deformación del suelo y la emisión de dióxido de azufre (SO2), que ayer fue de entre 3.000 y 3.500 toneladas, pero esa tendencia es “lenta” y se necesita que sigan decreciendo para “llegar a niveles más bajos”.

A la pregunta de si el volcán se está apagando, Blanco ha contestado que “en algún momento, sí”, y ha añadido que en estos momentos está “en un proceso más estable y un nivel más bajo de actividad”, pero “a corto plazo el sistema, la erupción no va a terminar”.

El único observable para predecir cuánto le queda al volcán que ha empeorado en las últimas horas es el repunte del tremor.

Eso, y las altas concentraciones de SO2, mientras que la dirección que puede coger la nube de cenizas podría afectar al aeropuerto de La Palma, como ya sucedió a primera hora de este martes.

TE RECOMENDAMOS