Superconfidencial

Este país se ha vuelto loco de remate

Los socios independentistas del Gobierno de Sánchez -menos mal que UP, comunista, no se ha adherido al disparate- proponen que se eliminen el título de rey y las prebendas de la monarquía, “por franquistas”. Cojonudo. Yo soy republicano, pero las dos repúblicas españolas fueron una auténtica mierda, no por su espíritu progresista y por su […]

Los socios independentistas del Gobierno de Sánchez -menos mal que UP, comunista, no se ha adherido al disparate- proponen que se eliminen el título de rey y las prebendas de la monarquía, “por franquistas”. Cojonudo. Yo soy republicano, pero las dos repúblicas españolas fueron una auténtica mierda, no por su espíritu progresista y por su buena intención, que aplaudo, sino por las alianzas con esta gentuza, que derivaron en revueltas, guerras y muerte. Lo que ocurre es que estos tipos son tan gandules que ni siquiera se han leído la historia. Ya digo que yo soy republicano, pero de la república de verdad, no de una república de analfabetos como la que esta caterva quiere implantar. Claro que guárdenme un cachorro del PSOE, cuyo último invento ha sido pretender graduar a los alumnos aunque tengan asignaturas pendientes. ¿Ustedes se imaginan a un médico sin haber aprobado cirugía? Aunque la cosa no se aplique por ahora a la universidad, ya se andará. Para mejorar resultados ante Europa recurren al truco y al artificio académico. No sé, me da que este país se está volviendo loco de remate y que lo único que queda son los tribunales de justicia, tan denostados en el extranjero por los efectos contaminantes de la izquierda radical española. Yo, que no confío en la justicia divina, ni por supuesto en la humana, voy a tener que hacer una excepción. Este desquiciamiento se agudiza a medida que se acercan las elecciones, que supongo que pondrán las cosas en su sitio. Y afecta también al PP: tienen una líder estupenda, llamada Isabel Ayuso, pero como le hace sombra al inútil de Casado, la intentan apartar. Y a otra que dice lo que piensa, como Cayetana Álvarez de Toledo, la pretenden echar porque pone en su sitio al mediocre de García Egea y otros. ¿Se apuntará el PP a darle la patada al rey?