gastronomía

Cabello: “Santa Cruz es el municipio más completo de Canarias desde el punto de vista gastronómico”

El consejero delegado de la Sociedad de Desarrollo, Alfonso Cabello, afirma que la restauración representa el 13% de los contratos firmados en la capital
Alfonso Cabello indica que ahora sí está de moda la gastronomía de la capital. | Sergio Méndez

Actualmente, Santa cruz de Tenerife es el municipio de Canarias más completo gastronómicamente hablando”. Lo afirma con rotundidad el concejal y consejero delegado de la Sociedad de Desarrollo de la capital tinerfeña, Alfonso Cabello, que apuntala esa afirmación en el dato de que “el comercio y la restauración son, en la ciudad, la oferta principal y la principal fuente de empleo. Estamos hablando de casi 6.000 personas, por encima de cualquier otro municipio de la Isla, incluso de Arona o Adeje, que tienen una planta alojativa muy grande y un número de licencias casi como el nuestro. Eso da una idea de la dimensión e importancia que tiene el sector”.


Cabello nos cita para la entrevista en el recién inaugurado 100% Hojaldre, de Alexis García y Marlene Hernández, en la calle Antonio de Lara y Zárate, en Santa Cruz, quienes han ampliado su negocio de Guía de Isora. Al concejal se le ve contento con el estreno de esta panadería y pastelería que fue distinguida como Mejor Repostería en los XXX Premios de Gastronomía de DIARIO DE AVISOS que se entregaron en 2015, que, sin duda, será un revulsivo para este sector más dulce de la restauración.


Los datos que maneja la Sociedad de Desarrollo de Santa Cruz de Tenerife no dejan lugar a duda: “La actividad de la restauración representa directamente el 13% de todos los contratos firmados -1.295- en la capital el pasado mes de noviembre”, asegura Cabello. Este tercer trimestre del año que termina, Santa Cruz cuenta con 5.667 empleos relacionados con el servicio de comidas y bebidas, “lo que supone, en el conjunto de la Isla, ser el territorio que más empleo concentra en este sector”, destaca el consejero delegado.


El edil reconoce que “así como hubo una época en que podíamos decir que gastronómicamente Santa Cruz no estaba de moda, ahora puede decirse que sí lo está. Y son datos objetivos. Cuando tú hablas con distribuidoras de materias primas, el ticket medio en Santa Cruz es más alto que en La Laguna, que ha apostado por la tasca. Aquí hemos ido a un concepto gastronómico más ambicioso, más elaborado, y eso conlleva un número de empleados mayor. Eso hay que ponerlo en valor. La restauración en Santa Cruz de Tenerife, en los últimos cinco años, sin duda, ha ido dando pasos decisivos. Y creo que actualmente es el municipio de Canarias más completo en este aspecto. Las Palmas de Gran Canaria tiene sitios, pero sigo pensando que, en las apuestas individuales, por ejemplo, en la cocina internacional, como la asiática, no hay comparación. Santa Cruz está viviendo un nuevo resurgir tras la pandemia”. De hecho, puntualiza Cabello, “prácticamente se ha recuperado el número de empleos registrados en el mismo periodo antes de la pandemia”.


Para el consejero delegado, un dato interesante es que la restauración “es la primera de las opciones elegidas por los emprendedores a la hora de apostar por un nuevo negocio. Yo creo que es un camino lógico, que tú empieces participando en un negocio de hostelería y en un momento dado tengas una idea diferente de cómo abordarlo y dar el paso para crear tu propio negocio”. Pero no todo es un camino de rosas, edil admite que “del total de negocios que abre, casi el 50% cierran, lo cual es altísimo, pero -matiza- aquellos que sobreviven al primer año ya tienen una tasa de estabilidad alta, de más de diez años. Y es sorprendente, después del cierre y con la cantidad de incertidumbre que ha habido en cuanto a los aforos y otras restricciones por la pandemia, lo rápido que se ha recuperado el número de empleos antes de la COVID-19”.


Según Alfonso Cabello, “en los último cinco años Santa Cruz ha sufrido una transformación muy importante, gastronómicamente hablando, vinculada a varios factores. El propio de la calidad, porque hace 10 o 12 años se puso de moda la gastronomía, y hemos pasado de ser todos camareros a la concepción de que el propietario de un restaurante o de un bar es un empresario; se ha profesionalizado el sector y ha habido una apuesta más decidida. No podemos perder de vista que la actividad de la restauración aglutina a 2.796 empresas, que suponen el 9% del total de todo el municipio. No paramos de asistir a la apertura de restaurantes con apuestas de vanguardia desde la perspectiva del diseño y la concepción de la cocina. Yo creo que eso ha ido tirando del resto del sector. Es verdad que siempre digo lo mismo, es un negocio muy duro, muy sacrificado, y también hay muchos ejemplos de frustración”.


Asimismo, el edil descarta el rumor extendido de que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife iba a abrir una escuela de cocina. “La escuela le toca a otros, como el Centro de Formación Profesional de La Candelaria o a Hecansa. Los que nos planteamos fue si seríamos capaces de impartir clases de excelencia gastronómica y hacer un programa a lo largo del año. Ahí es dónde queremos estar”.


De paso, el consejero delegado de la Sociedad de Desarrollo no ahorra críticas a la actual formación en hostelería. “Hay una opinión generalizada de que sigue habiendo una desconexión entre las escuelas y el tejido real. Creo que el Gobierno de Canarias debe replantearse el modelo formativo vinculado a este ámbito concreto, porque tenemos unos centros donde los más voluntariosos de entre los alumnos salen para adelante, pero hay un porcentaje de fracaso muy alto, y una distancia muy grande entre el sector y la escuela”.


También niega categóricamente que se haya dicho a los empresarios que cierren las terrazas exprés que se abrieron tras el cierre de los interiores de los restaurantes por las restricciones de la pandemia. “No se les ha dicho que las cierren. No quiero ser beligerante, pero yo, a día de hoy, y soy el concejal del área, no sé qué va a pasar mañana, porque el Gobierno de Canarias no lo comunica con tiempo suficiente. Imagínate que mañana dicen que hay que cerrar el interior de los locales, a quién crees que van a llamar a primera hora para preguntar qué hacen. Cuando ocurrió, el Ayuntamiento, el primero de toda Canarias, sacó un decreto que bautizamos como terrazas exprés, cogimos la normativa con pinzas y permitimos su apertura, pero -matiza- en todos los fundamentos se explicaba claramente que esto era excepcional, temporal, condicionado por la situación que estábamos viviendo. Ahora, a todos se les ha dicho o que la cierren o, si la quieren mantener, que se normalice. El área ha hecho un esfuerzo por mantenerlas abiertas, pero el mismo esfuerzo le pedimos a los empresarios de bares y restaurantes para que las legalicen y normalicen. La seguridad es innegociable y más allá hay unos criterios estéticos que los marca la ordenanza”.


En esa línea, Cabello destaca que “hay tres líneas básicas de apoyo a este sector. La primera, a través del marketing para visualizar los proyectos que se están haciendo en Santa Cruz. La segunda, de formación para personal de sala en colaboración tanto con La Candelaria como con Hecansa para mejorar, reciclar y estar en contacto con el sector, con el fin de contar con mejores profesionales, porque es el sector que más empleos genera. Y en tercer lugar, queremos trabajar a lo largo del año, en un programa de actividades de calidad, de contenidos que sean un complemento a la formación y como revulsivo a los que están ya insertados profesionalmente”.


Sobre el proyecto Degusta Santa Cruz, el concejal delegado de la Sociedad de Desarrollo subraya que se están actualizando los datos, que cifra en 165, pero que pronto se sumarán otros 29 restaurantes que ya están incluidos en el directorio de www.degustasantacruz.com y ocho más que están en proceso. En total hay registrados una veintena de cierres.

TE RECOMENDAMOS