nacional

El PSOE se reúne con partidos más pequeños para intentar ampliar su mayoría

Una vez que el PSOE ha sellado sus apoyos con ERC, PNV y EH-Bildu de cara a las cuentas del próximo año, el Ejecutivo busca ampliar su mayoría y hacer frente con un bloque de izquierda a la derecha de PP y Vox que ha recrudecido sus ataques al Ejecutivo
El portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, junto a Íñigo Errejón (Más País)

El PSOE se ha reunido con algunos de los partidos más pequeños del Congreso para intentar fortalecer la mayoría parlamentaria en el Congreso y sumarles al bloque de los socios que apoyan habitualmente al Gobierno, como es PNV, ERC y EH-Bildu.

Un bloque de izquierda que siga dando estabilidad al Gobierno en la segunda mitad de la legislatura una vez que sean aprobados el próximo martes los Presupuestos Generales del Estado de 2022 y con el fin de encarar las nuevas iniciativas que quedan por delante.

El portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, se ha reunido esta semana por separado con los portavoces del PDeCAT, Ferran Bel; de Más País, Íñigo Errejón; de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, y del PRC y Teruel Existe, José María Mazón y Tomás Guitarte, respectivamente.

Gómez finaliza su ronda este jueves con el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, después de que también haya celebrado diferentes reuniones con hasta cuatro ministros (Nadia Calviño, Pilar Alegría, Teresa Ribera y José Manuel Albares) para analizar las iniciativas que entrarán en el Congreso de cada departamento.

La idea del PSOE es consolidar relaciones parlamentarias para fortalecer la mayoría y escuchar al resto de grupos de cara a las próximas leyes importantes que deberán tramitarse en el Congreso a partir de 2022, como la convalidación de la reforma laboral -a punto de aprobarse-, o la nueva Ley Audiovisual y de Memoria Democrática, cuyos debates se prevén arduos.

Una vez que el PSOE ha sellado sus apoyos con ERC, PNV y EH-Bildu de cara a las cuentas del próximo año, el Ejecutivo busca ampliar su mayoría y hacer frente con un bloque de izquierda a la derecha de PP y Vox que ha recrudecido sus ataques al Ejecutivo.

Con ERC, PNV y EH-Bildu ha habido contactos intensos durante la tramitación presupuestaria y es hora de “escuchar” las demandas de los partidos más minoritarios, señalan a EFE fuentes del partido.

La negociación de los Presupuestos abrió el diálogo también -con total discreción- con partidos de la oposición como el PP y Ciudadanos, con los que -según las fuentes- los socialistas no tienen reparos en reunirse para analizar el tono de crispación que consideran que ha impulsado Vox en la Cámara.

Fuentes del PSOE recuerdan que desde septiembre han pasado por el hemiciclo doce reales decretos leyes, algunos convalidados con más de 290 votos a favor como el que de medidas urgentes para la protección del empleo que fue aprobado por 294 votos a favor, o el de medidas urgentes de apoyo a la reconstrucción económica y social de la isla de la Palma, convalidado por 295 votos favorables.

Además, en los últimos cuatro meses se han aprobado en el Congreso otros tantos proyectos de ley, entre ellos el de Presupuestos Generales del Estado de 2022, que si no hay contratiempo verá la luz definitivamente el próximo martes.

La nueva Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, la de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria o el proyecto de ley de lucha contra el dopaje en el deporte, son otras iniciativas que han superado una amplia mayoría.

Más difícil ha sido conseguir los apoyos para sacar adelante el proyecto de Ley de medidas urgentes para la reducción de la temporalidad en el empleo público cuyo dictamen fue aprobado por 170 votos a favor, 5 en contra, y 156 abstenciones (PP-VOX-Cs) o el dictamen del proyecto de Ley de garantía del poder adquisitivo de las pensiones que recibió 176 votos a favor, 148 en contra (PP-VOX-Cs), y 6 abstenciones.

También la reciente ley de Formación Profesional o el ingreso mínimo vital salió adelante con elevado número de abstenciones.

Lo cierto es que los socios parlamentarios del PSOE han reclamado en varias ocasiones al Ejecutivo más diálogo para consensuar las normas y menos decretos leyes y mientras Más País se queja de que “el Gobierno escucha un poco más pero avanza poco”, EH-Bildu advierte de que “es mas necesario que nunca poner la agenda progresista y de izquierdas ante una derecha envalentonada”.

TE RECOMENDAMOS