superconfidencial

Elogio de la mesura

Un tipo fue detenido por haberse vacunado siete veces, usurpando identidades. El idiota creía que septuplicando sus dosis iba a estar más inmunizado; y casi la diña. No hay mesura. O aparece el individuo de encefalograma plano que no se vacuna y el virus lo revienta, o es detectado un espécimen que se inyecta siete dosis, para estar más protegido. No están los tiempos para experimentos. Hoy como nunca hemos de seguir las pautas de las vacunaciones recomendadas porque nos podemos ir pal carajo en un plis/plas. Otra vez vamos a tener una Navidad ruinosa: las tiendas están vacías, no aparecen las mercancías. Tengo pedidos unos vaqueros rotos desde noviembre y no hay forma de que lleguen a la tienda. El miércoles/noche fui a una gran superficie a comprar turrones y se habían agotado. ¿La lotería?, nada, cien euros del número que me regaló un amigo y veinte de un reintegro; un desastre. Yo creo que la lotería no le toca a nadie. La lotería está en que no te contagie el ómicron, que no debería acentuarse si es palabro griego, digo yo, aunque la Academia dice que sí. Pues pongámosle entonces la tilde. Se ve una especie de tristeza en la población. Me asomo al balcón. Una joven que trabaja de piloto en Alemania me dice que su padre, que está haciendo gestiones en la Caixa, quiere saludarme. Lo hago con mucho gusto. Le digo a la joven piloto que no se meta en una discoteca hasta que pase la tormenta. Pobre Resines, aunque parece que escapa el hombre. La AEMET ha publicado un video muy bonito e ilustrativo sobre su labor en el volcán de Cumbre Vieja. Está en las redes. Hoy, que es Nochebuena, cogeré el coche, repartiré regalos y volveré a casa, a encerrarme con la capucha puesta, por si el virus llega del Cielo. Feliz Navidad

TE RECOMENDAMOS