nacional

Juana Rivas podrá pasar la Navidad con sus hijos y dormir fuera del CIS bajo control telemático

El Juzgado de lo Penal 1 de Granada rechazó el pasado viernes suspender la pena de prisión que le resta por cumplir tras el indulto parcial concedido por el Gobierno
Juana_Rivas-Violencia_de_genero-Tribunales-Tribunales_240987173_43847534_1706x960
Juana_Rivas-Violencia_de_genero-Tribunales-Tribunales_240987173_43847534_1706x960
Juana junto a sus dos pequeños. | EL ESPAÑOL

Juana Rivas podrá pasar la Navidad con sus hijos al modificar el Centro de Inserción Social (CIS) de Granada la modalidad del tercer grado, pasando a aplicársele desde el 22 de diciembre el artículo 86.4 del Reglamento Penitenciario, lo que permite el control telemático para evitar que pernocte en el establecimiento penitenciario.

Según han informado a Europa Press fuentes penitenciarias, Juana Rivas tiene que seguir pernoctando en el CIS –incluso más allá del día 22– hasta que se le instale la pulsera para el control telemático. Además, la junta de tratamiento del CIS de Granada ha aprobado que pueda salir de 8 a 22.00 horas, así como que disfrute de permisos todos los fines de semana.

La decisión se ha adoptado, de acuerdo a estas fuentes, dentro de la revisión de la clasificación penitenciaria que se lleva a cabo de forma ordinaria cada seis meses. Juana Rivas, que ya ha cumplimentado su programa tratamental en el CIS Maltide Cantos de Granada, podrá atender a sus hijos durante las fiestas navideñas, en una decisión avalada en este caso por el juez de Italia.

Además, Juana Rivas tiene que comparecer una vez a la semana en el CIS y no puede salir del área metropolitana de Granada sin solicitar antes autorización. También se le ha impuesto la obligación de estar localizada de forma permanente a través de un teléfono, por si es requerida por el personal técnico, así como someterse a un control mensual sobre su actividad laboral.

CAMBIO EN EL TERCER GRADO

Tras la decisión de la junta de tratamiento aprobada este miércoles, Juana Rivas pasa del tercer grado con aplicación del artículo 82.1, a un tercer grado pero con artículo 86.4.

Esto permite al interno pernoctar fuera del centro –el reglamento establece que el tiempo mínimo de permanencia en el centro sea de ocho horas diarias– si “acepta el control de su presencia fuera del centro mediante dispositivos telemáticos adecuados proporcionados por la Administración Penitenciaria u otros mecanismos de control suficiente”.

En la modalidad de 86.4, el interno sólo tiene que permanecer en el establecimiento durante el tiempo fijado en su programa de tratamiento para la realización de actividades, entrevistas y controles presenciales.

En un comunicado, el abogado de Juana Rivas, Carlos Aránguez, se ha felicitado este jueves de que su cliente pueda pasar las Navidades con sus hijos. El letrado ha formalizado en paralelo el recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Granada solicitando la revocación del auto dictado por el Juzgado de lo Penal 1 de Granada que rechazó suspender la ejecución de la pena que le resta por cumplir a Juana Rivas, en concreto, diez meses tras haber cumplido cinco.

El Juzgado de lo Penal 1 de Granada rechazó el pasado viernes suspender la pena de prisión que le resta por cumplir a Juana Rivas tras el indulto parcial concedido por el Gobierno tras ser condenada por la sustracción de sus dos hijos menores en el verano de 2017.

El juez Manuel Piñar alegó que Rivas –cuya pena tras el indulto ha quedado reducida a un año y tres meses de prisión– “no ha mostrado arrepentimiento”, apuntando también a presuntos abusos sexuales de uno de sus hijos estando bajo la custodia de la madre.

TE PUEDE INTERESAR