superconfidencial

Los Reyes

Lo han hecho ustedes muy bien”, comentó mi sobrina Andrea a sus padres, que consiguieron que durante los doce primeros años de su vida -este mes cumple trece- se creyera el cuento de los Reyes Magos

Lo han hecho ustedes muy bien”, comentó mi sobrina Andrea a sus padres, que consiguieron que durante los doce primeros años de su vida -este mes cumple trece- se creyera el cuento de los Reyes Magos. La izquierdona, en su delirio, se quiere cargar todos los mitos que hacen felices a las personas, incluidos los niños. Belenes con forma de pene, cabalgatas estrafalarias; a desmontarlo todo, que es lo suyo. La izquierda radical es la peor, pero como el PSOE es un mero imitador de sus métodos, pues se apunta al carro. Las cabalgatas chimbas de aquella alcaldesa Carmena son famosas en el mundo entero y cuando la izquierdona se cabrea en diciembre lo primero que hace es meterse con los belenes, que son símbolos y costumbres a conservar, se sea creyente o no. Yo no soy creyente y respeto los belenes y las tradiciones cristianas, católicas, hindúes, budistas y musulmanas, siempre que no se acuda al destripe del personal. Se quiera o no, este mes de diciembre es proclive a las reconciliaciones, porque también se trata de una costumbre. Así que pónganse en la tarea. Este año, Canarias vivirá su Navidad con la tristeza de ese volcán que agoniza en La Palma, pero que sigue haciendo daño, poco a poco. Veremos si las prometidas ayudas llegan de una vez y los sufridos palmeros pueden celebrar las fiestas con un mínimo de alegría. Permítanme que lo dude, porque los afectados por el terremoto de Lorca, ocurrido hace diez años, siguen esperando las ayudas prometidas. Pero también estas fiestas son propicias para conservar la esperanza. Yo ya he tenido mis Reyes: ¡Llegó la tablet! Tengo que agradecer a Telefónica que haya sido sensible a mis quejas, expuestas en este puto folio. Espero que la cadena de errores sólo haya ocurrido conmigo y no con más gente. Pero tengo la Tablet, por fin. Y feliz Navidad, aunque este deseo tampoco le guste a la Unión Europea. Vaya tropa.

TE RECOMENDAMOS