sucesos

“Qué lindo”: se toma con humor haberse olvidado el freno de mano en Tenerife

El coche del protagonista queda destrozado, pero lejos de tomarlo a mal, graba un divertido vídeo contando su "mala suerte"
El hombre, lejos de enfadarse, se tomó con humor que su coche quedara destruido

La reacción de cualquier persona tras olvidar poner el freno de mano a su coche y ver cómo ha quedado destrozado sería el enfado, la frustración, la rabia o la tristeza, pero el protagonista del siguiente vídeo ha mostrado una forma muy distinta de afrontar esta situación. “Qué lindo”, ha dicho un hombre que, tras dejar aparcado su coche en la gasolinera de Abades – Los Moriscos olvidando poner el freno de mano, ha entrado a comprar agua a la cafetería de la gasolinera y, transcurridos unos minutos, se ha encontrado con su coche completamente roto y prácticamente metido en una vía muy cercana a la autopista.

Lo cierto es que sorprende el buen humor con el que este hombre se ha tomado su “mala suerte”, pues lejos de enfadarse consigo mismo tras su error, ha cogido el móvil y ha grabado el estado en el que ha quedado su coche: “Les voy a contar una pequeña historia”, comienza divertido el desconocido.

Este hombre explica que está “muy cansando, casi sin dormir, vengo del Norte”, y que paró precisamente en la gasolinera para comprar una botella de agua, dejando su coche en el aparcamiento de la gasolinera, muy cerca de la pared de la misma. Sin embargo, como muestra en el vídeo, el coche apareció minutos después varios metros más abajo de dónde lo dejó, ya que olvidó “ponerle el freno de mano o una marcha”.

“Qué lindo dios mío. Así quedó. Destruido, obviamente. Totalmente destruido. Cayó por acá y se clavó acá. Qué hermoso”, explica en tono amigable este señor que reconoce tener “un poquito de mala suerte”.

TE RECOMENDAMOS