13 de enero, día mundial de lucha contra la depresión

La lucha del tinerfeño Hernán contra la depresión: “La poesía es mi refugio ante la incomprensión”

El joven pide "apoyar más" a quienes sufren problemas de salud mental, tanto desde las instituciones, con recursos públicos, como en la sociedad, rompiendo el estigma
El joven de Guía de Isora denuncia que “el sistema deja solas” a las personas con depresión al no dotar con recursos suficientes a la Sanidad Pública en este sentido | Foto: Fran Pallero

“Uno no sabe exactamente cuándo empieza a sentirse así. Creo que fue en el instituto. Yo era un chico tímido y poco sociable, por así decirlo, y a raíz de eso solo recuerdo sentirme solo”, relata Hernán, tinerfeño de 25 años, sobre su lucha contra la depresión. El joven ha decidido contar cómo convive con este problema de salud mental para ayudar a que otras personas vean que no están solas: “En mi caso, la poesía ha sido un refugio ante la incomprensión, así que solo puedo recomendar que escriban, que canten, o que busquen alguna forma de mostrar cómo se sienten”.

Para combatir la soledad, Hernán explica que es muy importante “saber que hay gente a la que le importas y que te lo recuerden”. Por eso, pide a quienes tengan allegados que estén pasando por una depresión que le pregunten cómo está con regularidad, que le escuchen y, sobre todo, “que le traten con cariño”.

Cambiar la percepción que la sociedad tiene sobre las personas con enfermedades de salud mental es una “tarea pendiente” para el joven, que ha sufrido de prejuicios como que se le tache de “vago” por no tener fuerzas para levantarse de la cama o salir de casa para hacer tareas cotidianas: “Es la cabeza la que te dice no, no, no. Y te dice tantas veces que no puedes, que acabas cansado mentalmente”, relata.

Hablar de la ‘depresión’ en este contexto para Hernán no era una opción, por lo que siempre ha evitado compartir su malestar con familiares y amigos. Al contrario, afirma que se mantenía distante y evitaba compromisos sociales para que nadie adivinara cómo se encontraba y reconoce que si se hablara más sobre salud mental sería “más fácil” sentirse comprendido.

Hernán aconseja a quienes estén pasando por una depresión romper el silencio y “soltar lo que se siente” | Foto: Fran Pallero

El profesional de la psicología no alcanza a todos los bolsillos

La soledad, el desamor, un parón laboral en forma de Erte o la escasez de recursos económicos son algunos de los problemas a los que el joven se ha enfrentado en los últimos años. Para sobreponerse a estas vicisitudes recurrió a la creación musical y a la poesía, aunque también le habría gustado ir a terapia con un profesional de la psicología. Un recurso básico para la salud que, sin embargo, no está al alcance de todos los bolsillos.

El sistema te deja solo, porque la Seguridad Social no te va a cubrir el psicólogo cuando realmente lo necesitas. Yo todavía no he podido contra ese inconveniente económico pero claro que me gustaría algún día ir a terapia”, afirma. Además, considera que la escasez de recursos públicos para luchar contra la depresión es algo que afecta a la sociedad en su conjunto y, en especial, a jóvenes como él.

La historia de Hernán invita a reflexionar sobre el papel del entorno como apoyo, pero también de las instituciones. Hoy, 13 de enero, Día Mundial de Lucha contra la Depresión, el tinerfeño ha dado su testimonio para “cambiar poquito a poco el desconocimiento que hay” y animar a “soltar lo que se siente” en terapia, en la música o en la poesía.

TE RECOMENDAMOS