erupción la palma

Reducen la zona de exclusión marítima en La Palma y se abre la puerta a la reactivación de la pesca

Más de 500 personas siguen aún alojadas en hoteles
Costa de Tazacorte EUROPA PRESS

El Comité Director del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca) ha determinado este miércoles reducir la zona de exclusión marítima de la erupción volcánica de dos millas a media milla náutica entre La Bombilla y San Borondón.

Además, este área de exclusión podría volver a ajustarse una vez se realice una nueva batimetría por parte del Instituto Español de Oceanografía (IEO) y con esta reducción podrá reactivarse la actividad pesquera en la zona ya que la nueva delimitación tan solo afecta a la pesca demersal, informa la Consejería de Seguridad del Gobierno de Canarias en una nota.

En estos momentos continúan los trabajos de limpieza de las viviendas y de acompañamiento a las zonas realojadas en colaboración con bomberos, Equipos de Intervención y Refuerzo en Incendios Forestales (EIRIF) del Gobierno de Canarias, Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF) del Gobierno de España, Equipo de Montaña de Cruz Roja y personal de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma.

Aunque esta semana se han autorizado realojos, a corto plazo no está previsto permitir el regreso de población en las zonas todavía afectadas por la presencia de altos niveles de gases.

Por tanto, se mantiene la evacuación de Puerto Naos, La Bombilla y El Remo, así como en el límite de la zona del Camino José Pons-La Jurona pegada a la colada sur.

Asimismo, el Comité Director informó de que se está procediendo a restablecer de forma paulatina los servicios básicos de electricidad y de agua en las zonas realojadas, en donde se ha suministrado a más de 100 viviendas agua con cubas para proceder a la limpieza en colaboración con bomberos y personal del Cecopin.

Mientras, para aquellas zonas en las que se ha constatado la presencia de gases que impiden la vuelta de las personas a sus hogares, el Comité Director tiene previsto reforzar los equipamientos de sistemas de medición en varios niveles.

Por un lado, se establecerán cuatro estaciones de medición fijas, dos en La Bombilla y dos en Puerto Naos, que transmitirán mediciones de niveles de gases de forma continua al Puesto de Mando Avanzado.

A estas se unirá una quinta que instalará el Instituto Geográfico Nacional (IGN) mientras que en Las Manchas se instalarán estaciones más pequeñas para poder monitorizar si se produce alguna nueva emanación.

MÁS DE 500 PERSONAS SIGUEN EN LOS HOTELES

Desde el Comité Científico se puso como ejemplo en la reunión la situación actual en La Bombilla, donde hay niveles altos de CO2 difuso cuya presencia está afectada por las condiciones de los vientos y las mareas del mar, lo que inhabilita la estancia de manera permanente.

En este núcleo vecinal, además de en Puerto Naos y en El Remo, se han realizado en los últimos días demostraciones a la población de mediciones de gases, por parte de la Policía Nacional y la Guardia Civil, para que esta conozca la situación actual.

Por otro lado, sobre el número de albergados en hoteles, la cifra se reduce en ocho personas respecto al último dato disponible, permaneciendo hospedadas un total de 512 personas.

De ellas, 324 se alojan en Fuencaliente, 121 en Breña Baja y 67 en Los Llanos de Aridane.

Desde Cruz Roja, organización encargada de la gestión, señalan que del total alrededor de 160 personas podrían regresar a sus viviendas.

TE RECOMENDAMOS