sanidad

Sábado pasado por tierra: Sanidad pide evitar una “exposición prolongada” en exteriores

Las Islas están también es riesgo por vientos, lo que complica la situación
Imagen de archivo de la calima en La Laguna. FRAN PALLERO
Imagen de archivo de la calima en La Laguna. FRAN PALLERO
Imagen de archivo de la calima en La Laguna. FRAN PALLERO

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha aconsejado este viernes evitar una exposición prolongada al exterior ante el aviso amarillo (riesgo) emitido por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para las islas de Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria y Tenerife por polvo en suspensión (calima).

El aviso de la Aemet recoge que en estas islas el riesgo por calima estará vigente entre las 10.00 horas de este 14 de enero y las 23.59 horas del 15 de enero, pudiendo afectar a la visibilidad en unos 3.000 metros. A ello se une que, excepto La Palma, el conjunto de islas también estará en riesgo por viento, pudiendo producirse rachas de 70 km/h.

Por ello, desde la Consejería canaria de Sanidad se recomienda a la población tomar precauciones como evitar la exposición prolongada al aire exterior, mantener las ventanas cerradas y no realizar esfuerzos físicos al aire libre, según ha informado Sanidad en nota de prensa.

El polvo en suspensión contribuye a resecar las vías respiratorias y, en muchas ocasiones, puede provocar un agravamiento de afecciones o síntomas relacionados con enfermedades respiratorias, tales como el asma, personas con enfermedad obstructiva crónica (EPOC) que hacen que aumenten las visitas a los servicios de urgencias y los ingresos hospitalarios en algunos casos.

Asimismo, la exposición a la calima puede producir molestias torácicas, tos, palpitaciones, fatiga o incremento a la susceptibilidad a infecciones respiratorias, al menos durante los cinco días posteriores al inicio del episodio.

En este sentido, recomienda a las personas sensibles a este tipo de episodios, tales como niños, ancianos y personas con enfermedades respiratorias o cardiovasculares crónicas, no salir a la calle y mantener cerradas puertas y ventanas de las casas; realizar la limpieza de las superficies con el polvo con paños húmedos; mantenerse en ambientes húmedos e hidratarse; no realizar ejercicios físicos en el exterior; y en caso de empeorar los síntomas respiratorios llamar al 112.Imprimir

TE RECOMENDAMOS