economía

Canarias teme que la guerra fagocite al turismo y cause una crisis más

El Archipiélago pierde 2.901 plazas y las agencias de viajes alertan sobre un nuevo golpe al gremio similar al de la pandemia; Rusia impone restricciones a aerolíneas de 36 países

La guerra que se desarrolla en Ucrania está teniendo su eco en Canarias, golpeando de lleno a la principal actividad productiva del Archipiélago: el turismo. No en vano, las Islas han perdido de cara a marzo un total de 2.901 plazas aéreas directas, que corresponden a vuelos procedentes de distintas ciudades ucranianas y rusas, según ha podido saber la agencia EFE de fuentes del Gobierno regional.

Cabe resaltar que el turista ruso es uno de los que más desembolsa en destino, gastando una media de 1.743 euros, contando con la estancia, con una inversión de 154 euros y una permanencia de 13 días, destacan las mismas fuentes de acuerdo con los datos de la Consejería de Turismo para el año 2019. El 25% de los nacionales rusos se alojan en hoteles de cuatro estrellas, y el 49% contratan solo alojamiento, por lo que el gasto en supermercados y restaurantes es superior al de viajeros de otros países.

Tenerife es, con diferencia, la isla más visitada por los rusos, con 60.472 visitantes en 2019, dato que representa el 82,6% del total de turistas de esta nacionalidad en Canarias. La mayoría escogen el Archipiélago por su buen tiempo y seguridad, con el objetivo de descansar, y, a efectos estadísticos, se sabe que organizan sus vacaciones con más de tres meses de antelación. Asimismo, el 49% de los turistas rusos son repetidores, el 90% tienen estudios superiores, el 38% ingresa menos de 25.000 euros netos anuales, tienen 41 años de media y el 33% viaja en pareja.

Esos datos, llevados al plano nacional, también han provocado reacciones dentro del sector. El presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), Carlos Garrido, señaló ayer en esta línea que en el gremio se encuentran preocupados por las consecuencias económicas del conflicto en Ucrania, especialmente ante una nueva recesión tras dos años de pandemia y tras los primeros indicios de recuperación del sector. En declaraciones a Europa Press, Garrido indicó que desde la entidad que dirige lamentan “profundamente” lo que está ocurriendo, sobre todo por el coste en términos humanos, lo que, entiende, “no es comparable” a otro factor.

No obstante, desde el punto de vista del turismo, este conflicto tendrá consecuencias para las agencias, tanto para los turistas rusos y ucranianos que vienen a España durante la temporada de Semana Santa y verano como para los viajeros españoles que viajan a esos destinos y los de los alrededores.

SANCIONES RUSAS

Las autoridades de Rusia, como respuesta a las sanciones impuestas por la Unión Europea, anunciaron ayer restricciones para los vuelos de compañías aéreas de 36 países, entre ellos España. “De conformidad con las normas del Derecho Internacional, como respuesta a la prohibición de los estados europeos de vuelos de aeronaves civiles operadas por compañías aéreas rusas o registradas en Rusia, se han introducido restricciones a los vuelos de compañías aéreas de 36 estados”, apuntó en un comunicado de la Agencia Federal de Transporte Aéreo.

Así pues, Moscú ha prohibido vuelos de aerolíneas de países y territorios europeos entre los que se encuentran Reino Unido, Alemania y Francia.

TE RECOMENDAMOS