economía

Los empresarios tinerfeños alertan: “Es inasumible la subida salarial a 1.000 euros”

CEOE-Tenerife advierte de que sectores clave en Canarias como la construcción o la agricultura se verán seriamente afectados
La Patronal tinerfeña explica que el incremento propuesto por el Gobierno aumentará los costes laborales. DA

Los empresarios lo tienen clarísimo: una subida salarial a 1.000 euros, en estos momentos, es “inasumible” para sectores clave en las Islas como son la construcción, el turismo o la agricultura. En línea con la postura esgrimida ayer por la CEOE nacional, la patronal en la provincial de Santa Cruz de Tenerife aseguró que el incremento propuesto por el Gobierno “aumentará los costes laborales y la presión sobre los márgenes de las empresas más de lo que está”.

El secretario general de CEOE-Tenerife, Pedro Alfonso, explicó que el problema no es subir el salario a 1.000 euros y pagar 14.000 euros anuales a un trabajador de la escala más baja. “El problema está en el roto que genera en el resto de la escala, ya que al empleado que está por encima y desempeña, por ejemplo, funciones de coordinador, si cobraba 15.000 euros anuales, también habrá que subirle el sueldo, y así sucesivamente. Esto será insostenible en sectores como la construcción o la agricultura”, insistió.

Además, Martín recordó que el coste del trabajador para el empresario no son 14.000 euros, sino 20.000. “¡Imagínese lo que tiene que facturar un autónomo con un empleado para poder pagar esos sueldos!”, dijo. En este punto, mencionó también la propuesta del ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, sobre la subida de las cotizaciones a los autónomos. “¿Cuándo habla de 4.000 euros se refiere a los ingresos en ventas o los beneficios? Porque no es lo mismo. El problema es que con todo esto la gente puede ver como opción la economía sumergida y eso es un verdadero fracaso para cualquier reforma fiscal que se quiera hacer”, aseguró.

Martín recordó que Canarias ya tiene serios problemas de productividad y de renta per cápita que hará que la actividad económica despegue mucho más tarde “y con todos los problemas derivados de la escasez de suministros y de la inflación y la posible subida de los tipos anunciada por el BCE, no es el momento de hablar de subidas en estos términos”. El secretario general de la patronal puso como ejemplo los efectos de la reforma laboral, que, si bien es cierto, se han firmado 200.000 contratos fijos más, “el paro ha aumentado. “Es decir, si al final la reforma no consigue mejorar la contratación o el acceso de los jóvenes al mercado laboral, sino que lo que se consigue es que tengo un tipo de contrato diferente donde al final en lugar de producirse un despido a ocho días será a 20, pues esta reforma no es la que necesitamos”.

TE RECOMENDAMOS