sucesos

La Fiscalía activa el desamparo para proteger al niño hallado enfermo en Santa Cruz

Como se temía, el pequeño de 13 años ha dado positivo en COVID, tras localizar que moraba en una vivienda infrahumana de la capital
desamparo-nino-santa-cruz
Agentes de la Policía Canaria prestaron el servicio a la sociedad. DA

La Fiscalía de Menores de Santa Cruz de Tenerife ha decretado la situación de desamparo para proteger al niño de 13 años de edad que fue localizado el pasado miércoles por la Policía Canaria en estado lamentable, tal y como adelantó DIARIO DE AVISOS. Dicho menor fue encontrado con “fiebre desde hace días, casi sin fuerzas para caminar, los labios reventados…”. Además, “se tiene conocimiento de que no asiste al colegio desde hace bastantes días”.

Puestos al habla con el subinspector del Cuerpo General de la Policía Canaria, Ramón García Manrique, responsable del servicio desde la Unidad Operativa de Menores y Familia (Uomefa), explicó a este periódico que, dentro de las competencias asignadas a dicha policía autonómica, “desde la Dirección General de Protección a la Infancia y la Familia General del Menor del Gobierno de Canarias se nos asignan distintos casos y, gracias a las pesquisas policiales llevadas al efecto, localizamos dónde vivía en un barrio de Santa Cruz. Cuando nos presentamos en el lugar, una vivienda okupada junto a los abuelos, logramos con psicología que, de buenos modos, la madre nos accediera el acceso y lo que encontramos era un desastre, con un hedor importante, lleno de basura y por ejemplo con pedazos de pizza por el suelo”.

“Al preguntar por el chico -continúa el servidor público- al principio no encontramos receptividad, pero finalmente dimos con él. Estaba acostado y agotado, con un cuadro febril que nos hizo temer que padeciera la COVID”, como posteriormente se ha podido confirmar. No en balde, los agentes, al detectar lo expuesto, no dudaron en “alertar a los mandos y, a su vez, nosotros nos hemos puesto en contacto con la dirección general, con la Fiscalía de Menores y con los servicios sanitarios”, que fueron quienes constataron el contagio.

Cuestionados sobre el expediente de desamparo, este especialista policial recordó que “lo que se persigue es salvaguardar al menor de edad mientras la familia vuelve a la normalidad”.

Resta recordar que, como dispone la Ley 2/1986 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, las comunidades con cuerpo policial propio -como es el caso de la Canaria- tienen la competencia sobre menores, si bien, como reconoce el subinspector, “hacemos lo que podemos con los medios que disponemos”. Hay que tener en cuenta que la aparición de la Policía Canaria acabó con los problemas en los traslados de menores.

TE RECOMENDAMOS