salseos

La relación entre Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia se consolida

La calma se ha instalado definitivamente en la vida de Iñaki Urdangarin (54 años) y su actual pareja sentimental, Ainhoa Armentia Acedo, tras el tsunami que supuso su relación sentimental, y la posterior "interrupción matrimonial" del exduque con la infanta Cristina de Borbón (56)
Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia fueron captados a la salida de su clase de yoga | Montaje de Jaleos
Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia fueron captados a la salida de su clase de yoga | Montaje de Jaleos

La calma se ha instalado definitivamente en la vida de Iñaki Urdangarin (54 años) y su actual pareja sentimental, Ainhoa Armentia Acedo, tras el tsunami que supuso su relación sentimental, y la posterior “interrupción matrimonial” del exduque con la infanta Cristina de Borbón (56). 

En estos frenéticos y convulsos meses se ha informado constante y diariamente de la pareja del momento.

Las cámaras hicieron guardia durante días y semanas en el número 13 de la Plaza de los Fueros, a las puertas del bufete Imaz & Asociados, donde trabajaban Iñaki y Ainhoa, y floreció el amor entre ellos

El tiempo pasó y, en efecto, acontecieron muchos cambios y la vida dio un viraje de 180 grados para ambas familias, la de Iñaki y Ainhoa Armentia. El exduque de Palma alcanzó la libertad condicional, abandonó el bufete donde trabajaba y se adentró en el mundo del coaching deportivo.

Según la información que maneja EL ESPAÑOL, Armentia Acedo continúa trabajando en el mencionado despacho de abogados. Eso sí, por poco tiempo: “Ella también quiere dejar atrás ese curro. Me han contado que su intención es ir de la mano de Iñaki, como socia, en el tema del coachingAlgo harán juntos y se montarán por su cuenta“. 

Ambos, Iñaki y Ainhoa, tienen grandes e ilusionantes planes de futuro juntos. De acuerdo con la información que avanzó Ya es mediodía, la pareja ha encontrado una casa para vivir en Vitoria.

Según se sostiene a este periódico, la pareja llevaba tiempo viendo inmuebles -desde finales del año pasado- y, por fin, ha hallado el que reúne todos sus requisitos. “Es una inversión de compra“, confían. Se encuentra la casa “en una buena zona de la ciudad, en una de las urbanizaciones más selectas y tranquilas“.

Allí se ven siempre que pueden y se ha convertido en un lugar de encuentro, quedada y pernoctación como pareja, pero no viven formalmente juntos.

Es una decisión que han tomado de forma conjunta: hacer las cosas poco a poco, gradualmente y con calma. No es el momento de dar ese gran paso. Ella, por sus hijos, de edades complicadas; él, principalmente por su madre, Claire Liebaert Courtain.

“Ella va a respetar todo lo que haga su hijo, como siempre ha hecho, pero sus tiempos no son los mismos que los de Iñaki. También es verdad que, pese a estar bien de salud, tiene 86 años y existe la preocupación lógica. Iñaki está muy apegado a ella”, se desliza.

Explica una fuente bien informada que la pareja está viviendo un momento de serenidad, solidez y madurez en su historia de amor. Arrojan como dato irrefutable que ambos están dejando atrás sus antiguos matrimonios. Iñaki y la infanta Cristina “están en proceso” de divorcio, pero se presupone más complejo que el de Ainhoa y su exmarido, Manuel.

De hecho, según confirman dos fuentes a este periódico, ella “ya está divorciada” y con todos los trámites efectuados. No se explican más detalles de esta rúbrica, sólo que el exmatrimonio “se lleva estupendamente y todo ha sido de mutuo acuerdo y mirando por los hijos. Te diré que él (Manuel) sigue viviendo en la casa familiar. No hay problema ninguno“. 

Los pequeños pero seguros pasos de Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia

Ainhoa e Iñaki Urdangarin dan pequeños pero seguros pasos en su amor. Los amigos de ambos ya conocen a la otra parte, pero también “algunos hermanos de Iñaki” ya conocen a Armentia. Otro cantar son los hijos. Todavía ese momento no ha llegado. 

El miércoles 19 de enero de 2022 siempre será un día marcado en el calendario personal de la familia de Iñaki Urdangarin y de Borbón. La revista Lecturas publicaba unas imágenes donde se veía al exduque de Palma paseando por una playa de Hossegor junto a una mujer a la que pocas horas después se podía identificar con nombre y apellidos.

Ella era Ainhoa Armentia, una compañera de trabajo en el bufete Imaz & Asesores, donde Iñaki Urdangarin empezó a trabajar en el mes de marzo tras su paso por la cárcel de Brieva y de Nanclares de la Oca. Armentia era una mujer casada y madre de dos hijos. 

Tal y como pudo saber EL ESPAÑOL, la hermana del rey Felipe VI (54) “lo sabe desde después de verano. De hecho, el pasado mes de septiembre fue lo que ella misma ha llamado el peor momento de su vida”. Según explicó una de las mejores amigas de la exduquesa de Palma a este periódico, “a la infanta se lo contó su propio marido. Fue él quien se lo contó a ella y a sus cuatro hijos“.

TE RECOMENDAMOS