política

Santiago Pérez (PSOE): “El Gobierno de España defiende una solución consensuada al conflicto del Sáhara Occidental”

El Psoe se queda solo en el Senado, al ser el único grupo que votó en contra de la moción de Izquierda Confederal para expresar la “disconformidad” con el cambio de postura del Ejecutivo central
Santiago Pérez. / FRAN PALLERO
Santiago Pérez. / FRAN PALLERO

El PSOE se ha quedado solo en el Senado, al ser el único partido que votó en contra de la moción presentada por la Izquierda Confederal para expresar la “disconformidad” de la Cámara con el “cambio radical” del Gobierno respecto al Sáhara saliera adelante con el respaldo del PP.

El senador canario del PSOE Santiago Pérez ha sido el encargado de defender la postura de su partido en el debate, después de que el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, reconociera la propuesta marroquí -una autonomía para el Sáhara bajo su soberanía- “como la base más seria, creíble y realista para la resolución de este diferendo”.

Pérez recordó que el secretario general de la ONU en 2006 Kofi Ana decía que “el mantenimiento del statu quo acabaría inevitablemente acabaría convenciendo a la comunidad internacional del control de Marruecos sobre el territorio”. Y, desde entonces, la ONU ha propuesto una fórmula que se mantiene vigente: “Encontrar una solución consensuada, de la que únicamente las dos partes son jueces, según palabras de Kofi Anan. Y esta posición se mantiene y la mantiene el Gobierno español”.

España debe ser, seguirá siendo y será “respetuoso con el derecho internacional”, añadió Pérez, pero, en cualquier caso, lo que decida el Ejecutivo español “no es determinante” porque desde 1976, cuando se retira del territorio y renuncia a cualquier obligación para administrarlo, ninguna resolución de la ONU le requiere que cumpla con sus deberes como potencia administradora.

“Las obligaciones que contiene el artículo 73 de la carta de la ONU, se refiere a estados que sin título jurídico controlan un territorio; de lo contrario, sería exigirle obligaciones de imposible cumplimiento: velar por el bienestar del territorio, que no se expolien sus riquezas y ayudarles en el camino al ejercicio de la libre determinación”, ha explicado Pérez.

El senador del PSOE también recordó un informe elaborado por uno de los enviados personales del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, en concreto, de Christopher Ross cuando Ban Ki Moon era el máximo mandatario del organismo internacional. “Observa que las dos partes, Marruecos y el Frente Polisario, actúan como si el paso del tiempo fuera a favor de sus posiciones; y resulta que el implacable paso del tiempo acaba consolidando, sobre todo en las relaciones internacionales, las situaciones de facto”.

Pérez añadía que el informe señalaba que “el pueblo saharaui padece un sufrimiento que prolongarlo es cruel, especialmente en los campamentos de Tindouf, porque carecen de recursos nutricionales, de seguridad alimentaria, de vivienda, de saneamiento, de educación y de empleo. Y esto es lo que es el Gobierno de España quiere empezar a intentar resolver. Hasta donde el Reino de España puede”.

Pero la mayoría de los partidos que votaron en el Senado apoyaron mostrar su disconformidad “con el cambio radical e histórico del Gobierno con respecto al Sáhara Occidental y ratificaron su apoyo a las resoluciones de la ONU”. El PP, PNV, EH Bildu y ERC expresaron su apoyo al texto, mientras que Vox y Ciudadanos se abstuvieron.

Los portavoces de los distintos partidos y grupos que han tomado la palabra han coincidido en afear al Gobierno su actuación unilateral sin contar con las Cortes ni con una parte del gabinete a la hora de dar lo que consideran un giro histórico tras casi cinco décadas en materia de política exterior.

El debate ha contado con la presencia del delegado del Frente Polisario en España, Abdulah Arabi, y de otros representantes.

TE RECOMENDAMOS