nacional

Desmantelan una ‘guardería de droga’

Los agentes encontraron dentro un fusil de asalto AK-74
guardería de droga

Agentes de la Policía Nacional, con la colaboración de la OFAST francesa y la Policía Local de Antequera, han desmantelado una ‘guardería de droga’ de una organización criminal franco-marroquí en Ronda. Los investigados contaban con una vivienda en el municipio malagueño de Arriate donde estaban haciendo acopio de la droga para su posterior transporte a Francia.

En un control policial -realizado a la altura de Antequera al objeto de interceptar una furgoneta sospechosa- el conductor de dicho vehículo se dio a la fuga llegando a embestir un vehículo policial, lo que motivó una persecución que finalizó con la furgoneta accidentada y su conductor huido. En los registros realizados los agentes han intervenido 440 kilos de hachís, 186 kilos de marihuana, un fusil de asalto AK-74 y una pistola semiautomática (ambas armas con cargador municionado), dos vehículos y un dispositivo de geolocalización.

La investigación se inició gracias al intercambio de información y a la colaboración internacional llevada a cabo entre la Policía Nacional y las autoridades policiales francesas. En este sentido, la OFAST (Oficina Antinarcóticos) de Francia informó a los agentes de la existencia de una vivienda unifamiliar, situada en el municipio malagueño de Arriate, donde los miembros de una organización criminal franco marroquí estarían haciendo acopio de droga para su posterior transporte a territorio francés.

Tras las primeras pesquisas, los agentes localizaron la vivienda de Arriate, y sobre ella se practicaron diferentes gestiones policiales tendentes a obtener la correspondiente orden de registro. Por un lado, acreditaron movimientos en el interior de la finca, lo que apuntaba a que podía tratarse de una ‘guardería de droga’. Por otro, también observaron salir a un pequeño camión cargado con material de obra, conducido por un ciudadano francés de origen árabe con antecedentes por tráfico de droga en su país, si bien tras ser interceptado por agentes de la Comisaría Local de Ronda no se halló ninguna sustancia estupefaciente en su interior.

https://twitter.com/policia/status/1537369893464682498

Persecución policial

A principios de junio, los investigadores se percataron de que una furgoneta de transporte de mercancías abandonaba la vivienda investigada con dirección a Antequera, motivo por el que solicitaron el apoyo de agentes de la comisaría de dicho municipio. Cuando el vehículo se aproximó al control policial aceleró bruscamente obligando a uno de los agentes a saltar a un lado para evitar ser arrollado.

En ese momento se inició una persecución por diversos caminos y carreteras comarcales de los municipios de Antequera, Archidona y Villanueva de Algaida, en la que participaron diferentes unidades de la Policía Nacional así como la Guardia Civil y la Policía Local de Antequera para interceptar la furgoneta huida. Tras evadir varias veces a las dotaciones policiales, llegando incluso a embestir a un vehículo de la Policía Local en repetidas ocasiones, finalmente el conductor perdió el control del vehículo y se estrelló en un camino rural, si bien emprendió la huida a pie y no pudo ser localizado.

En el interior de la furgoneta, los agentes localizaron 186 kilos de cogollos de marihuana, 75 kilos de hachís y una pistola semiautomática con cargador municionado.

En la ‘guardería de droga’ desmantelada se intervinieron 360 kilos de hachís y un fusil de asalto AK-74

Fruto del registro del domicilio de Arriate, los investigadores intervinieron 360 kilos de hachís, divididos en pastillas de 100 gramos, y un fusil de asalto AK-74con un cargador municionado, quedando acreditado y probado que dicha vivienda era empleada como ‘guardería de droga’.

Tras varias gestiones policiales, se localizó el camión que había sido identificado días antes saliendo del domicilio registrado. Se encontraba aparcado en una recóndita finca, entre grandes diseminados, del municipio de Ronda. Los agentes examinaron el vehículo comprobando que contenía un doble fondo en la parte trasera y detectando un fuerte olor a hachís en el interior de la vivienda de la finca donde se encontraba estacionado, lo cual revela que podría tratarse de otra “guardería” utilizada por la organización, si bien en ese momento se encontraba vacía.

La investigación continúa abierta a fin de localizar al individuo francés fugado así como a terceros miembros de la organización criminal.

TE RECOMENDAMOS