marisa fernández miguel, presidenta del colegio de veterinarios de santa cruz de tenerife

“Es injusto tratar a los animales como si fueran personas, sillas o mesas”

Pone en la palestra que, "aunque hacen salud pública", las clínicas veterinarias no están consideradas como centros sanitarios
Marisa Fernández Miguel. / Sergio Méndez
Marisa Fernández Miguel, en la clínica veterinaria Guau. Sergio Méndez

Atiende en la clínica Guau y preside el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Santa Cruz de Tenerife. Marisa Fernández Miguel ejerce la profesión y la divulgación.  
-¿Qué personas son mejores amigas de los animales? 
“¡Qué difícil! Hay gente que sabe tratar muy bien a sus animales y, sobre todo, los conoce y los respeta”. 

-Y no como si fueran humanos, tal cual… 
“Ese es un tremendo error. No está en su naturaleza. No son personas. Es injusto”. 

-Se ha puesto de relieve que una función de los veterinarios es prevenir las enfermedades, no solo curarlas… 
“El 80% de las enfermedades emergentes, como la covid y la viruela del mono, tiene su origen en los animales”. 

-¡Cuidado con eso! 
“La mejor manera de afrontar esas enfermedades es controlarlas antes de que lleguen a las personas”. 

-¿Cómo? 
“Trabajando de la mano de médicos, farmacéuticos, biólogos… En ello estamos. A eso se le llama una sola salud”. 

-¿Se avanza? 
“Se tiende a que las inversiones en sanidad vayan encaminadas en esa orientación”. 

-¿Los perros y los gatos contagian la covid? 
“Cuando surgió la pandemia, los gatos se contagiaban pero no eran capaces de transmitir el virus a las personas”.  

-En el caso de los canes, ¿el virus ladra pero no muerde? 
“Los gatos, los hurones y los visones han sido más sensibles que los perros”. 

-Al principio, el miedo extendió el alarmismo… 
“Cuando se desconoce algo es muy fácil elucubrar”.  

-Está comprobado, contrastado a ciencia cierta… 
“La prudencia puede evitar situaciones de riesgo”. 

-A este colectivo de profesionales sanitarios le ha picado la discriminación durante la pandemia, ¿no? 
“Aunque hacemos salud pública, las clínicas veterinarias no están consideradas como centros sanitarios”.  

-¡Eso duele! 
“Además de curar las enfermedades de los animales, hacen prevención para que no pasen a las personas”. 

-¡Qué rabia! 
“La rabia, la toxoplasmosis y muchas más. Hay veterinarios que actúan directamente, en el control de alimentos…”.  

-Seguridad y calidad… 
“Esos compañeros veterinarios fueron vacunados un poco antes, de los últimos”. 

-Se granjean la confianza… 
“Para los que intervienen en granjas también hubo que reclamar la vacunación”.  

-¡Qué menos! 
“Los veterinarios estamos expuestos. Es verdad que no tanto como los sanitarios de primera línea”. 

-En general, ¿cuál es el mayor peligro de transmisión? 
“La rabia es una enfermedad mortal. No es que te contagies y agarres un constipado”. 

-¿No está erradicada? 
“En España, desde los años setenta. No obstante, se producen casos esporádicos”. 

-¡Vaya! 
“En Melilla, Toledo… La rabia es endémica en Marruecos, así que la amenaza de contagio no es irreal”. 

-Si alguien resulta infectado, ¿qué? 
“Habrá que seguir unos protocolos muy estrictos”. 

-¿Se pega con la espuma? 
“Habitualmente es a través del mordisco”.  

-¡Ay! 
“Se requiere que haya contacto entre el sistema nervioso de la persona y la parte infecciosa del animal: la saliva”. 

-Penetra por la piel… 
“Sí. Por ahí, al sistema nervioso. Si se ha constatado que existe la rabia, se suele administrar inmunoglobulina”. 

-¡No sale barata la broma! 
“Son tratamientos carísimos, que salvan la vida”. 

-El asunto de las colonias de felinos huele mal… 
“Las colonias de gatos son un problema complicado que conviene afrontar con responsabilidad y de manera ética”. 

-¿Y las palomas? 
“Igualmente. Los ayuntamientos se preocupan de que no se multipliquen”. 

-Por algunos parajes urbanos se aconseja ir con chubasquero, llueva o no… 
“Aparte del perjuicio sanitario, las palomas dañan las infraestructuras y ensucian el patrimonio histórico”. 

-¿Qué implica el reconocimiento de seres sintientes? 
“Cambia la perspectiva desde el punto de vista jurídico y de la persona de a pie: no son una silla o una mesa”. 

-Es que las mascotas no son juguetes… 
“No, estamos hablando de seres que sienten. Con esta ley, dejan de ser un objeto”. 

-Se notará en los conflictos familiares, en la resolución de los litigios de pareja… 
“No había una base legal sobre la que decidir. Los jueces actuaban por instinto, conforme a su sensibilidad”. 

-Si procede, se aplicará la custodia compartida… 
“Antes era a voluntad, de facto. Ahora, si no hay un acuerdo se dicta sentencia”. 

-Otra es la de bienestar… 
“No ha salido todavía”.  

-De Unidas Podemos… 
“La impulsa la Dirección General de Derechos de los Animales. Es una normativa novedosa, necesaria”. 

-Controvertida… 
“No contenta a la mayoría. Se ha escorado hacia el lado del animalismo. Espero que se arregle en el Parlamento”.   

-¿Se les ha consultado? 
“Para los aspectos jurídicos había menos dudas. En la de bienestar se echa en falta el criterio de los expertos”. 

-¿De corazón? 
“Con sentido común”. 

Colegio Oficial de Veterinarios de Santa Cruz de Tenerife

Clínica Guau

TE RECOMENDAMOS